La incertidumbre empuja a los afectados por las preferentes a la vía judicial

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Javier Cremades, Presidente de Cremades&Calvo-Sotelo Abogados y Secretario General AEMEC

La incertidumbre en la que se encuentran los titulares de participaciones preferentes de Bankia está minando las posibilidades de alcanzar un acuerdo con los clientes, a los que no les queda otra alternativa que acudir a los tribunales para recuperar su inversión.

Al parecer, la Comisión Europea ha rechazado la última propuesta de Bankia para mejorar las condiciones del canje de estos productos quecotizan a un 10% de su valor. Entre ellos están los casi 3.000 millones de euros captados en las emisiones de preferentes realizadas por Caja Madrid en 2009 y comercializadas principalmente entre ahorradores de edad avanzada y perfil conservador.

En octubre, Bankia debía abonar otro “cupón” pero los inversores no lo han cobrado ya que el grupo no ha obtenido beneficios sino, todo lo contrario, continúa arrojando significativas pérdidas.

Es cierto que hace un par de meses muchos de los clientes de Bankia esperaban una propuesta viable que condujeses a una solución definitiva  al conflicto de las preferentes, sin embargo a día de hoy son cada vez más numerosos los titulares de preferentes que recurren a la vía judicial como única alternativa viable para salvar su patrimonio.

La situación es compleja porque la posición de Bruselas, respecto de las obligaciones subordinadas y las participaciones preferentes, ha sido siempre ofrecer el valor de mercado a sus titulares, por considerar que deben éstos correr con el coste de las ayudas públicas que se están otorgando, lo que les deja en una situación muy gravosa.

En nuestra opinión, aunque es imperativo que Bankia ofrezca una solución viable a los afectados por las preferentes si quiere recuperar la confianza de un colectivo considerable de clientes, cada vez se ve más lejos la solución ofrecida por la entidad y más cerca la que en su caso podrían ofrecer los tribunales.

La posición de Bruselas no se compadece con la situación por la que atraviesan muchos de los afectados, muy seguramente por desconocimiento de la forma en que se  comercializaron estos productos en España, en clara vulneración de los derechos de los inversores minoristas. La propuesta de realizar el canje de participaciones preferentes y obligaciones subordinadas por acciones de la entidad emisora u otros activos como depósitos, convertibles o renta fija, todo esto a valor de mercado, así como la asunción de pérdidas mediante una reducción del nominal o una amortización anticipada a valor distinto del nominal, son a todas luces inviables y dejan sin alternativas a los miles de titulares de preferentes. 

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!
Volver arriba

¡Suscríbete a nuestra revista!