Mercadona alcanza la mágica cifra de los 200 supermercados en Madrid

.

Tras las dos últimas aperturas en la Comunidad de Madrid, Mercadona alcanza las 200 tiendas en esta región, donde emplea a más de 12.200 personas. La capital se ha convertido en una apuesta clara por la entidad y prueba de ello es que el año 2022 se cerró con un volumen de compras de 2.623 millones de euros. Además, se intensifica el compromiso con la sostenibilidad, pues 176 supermercados en este territorio son tiendas ecoeficientes.

Suma y sigue. El proceso de expansión de Mercadona parece no tener fin, tanto en España como en Portugal. Las últimas aperturas se han producido en la Comunidad de Madrid, en donde la entidad cuenta ya con 200 supermercados en la región, todo un hito y una gran noticia para el empleo y riqueza de esta parte de España.

Concretamente, las tiendas se sitúan en la calle Príncipe de Vergara (en el centro de la capital) y Boadilla del Monte. La primera de ellas ha requerido una inversión de 6,5 millones de euros para su construcción y puesta a punto.

En este proceso han participado 42 proveedores que han dado empleo a 165 personas. Ya operativa, la tienda cuenta con un equipo compuesto por 53 personas. Por otro lado, la tienda de Boadilla del Monte (en la zona oeste de la Comunidad) ha necesitado una inversión de casi 6 millones de euros y la participación de 65 proveedores que han dado empleo a casi 300 personas en su fase de construcción. 55 personas se ocuparán de la gestión diaria de este otro supermercado que, al igual que el anterior, estará abierto al público de lunes a sábado de 9:00 a 21:30 horas.

supermercado mercadona en calle príncipe de vergara en madrid
Cubierta ajardinada de la tienda de la calle Príncipe de Vergara de Madrid.

Tienda ecoeficiente de Mercadona

Además de alcanzar la cifra de los 200 supermercados en la Comunidad de Madrid, estas infraestructuras se han diseñado bajo el modelo de tienda ecoeficiente de Mercadona, el compromiso más palpable de la sostenibilidad para los clientes. Desde esa perspectiva, ambos centros cuentan con elementos y servicios destinados a ganar eficiencia y confort para empleados y Jefes (así se conoce a los clientes en Mercadona).

En estos términos, se han implementado medidas que reducen hasta un 40% el consumo energético en comparación con los modelos convencionales. Estas incluyen mejoras en el aislamiento térmico y acústico, así como la introducción de arcones de congelados más eficientes y respetuosos con el medio ambiente. El sistema de iluminación LED automatizado, que se ajusta según las zonas y momentos del día, garantiza una gestión energética óptima.

Además de mejorar la experiencia del cliente, Mercadona también ha centrado sus esfuerzos en el bienestar de sus trabajadores. Los supermercados han implementado medidas ergonómicas para reducir sobreesfuerzos y mejorar la comodidad del personal en su entorno laboral. Los mobiliarios de caja, desarrollados en colaboración con el Instituto de Biomecánica de Valencia, así como las zonas de descanso mejor equipadas y taquillas más amplias y cómodas, son ejemplos de este enfoque.

Las tiendas también han integrado tecnología de vanguardia, como líneas de cajas, balanzas y tabletas electrónicas, que reemplazan el papel en las gestiones administrativas, lo que permite una gestión eficiente y en tiempo real de los procesos, especialmente en la gestión de productos frescos. Esta apuesta por la tecnología no solo agiliza los procesos, sino que también mejora la toma de decisiones en cada tienda de la cadena.

Una cubierta ajardinada en pleno corazón de la capital

Llama la atención en el supermercado de la calle Príncipe de Vergara la cubierta ajardinada que se encuentra situada en la cima del edificio, un ejemplo más de innovación ecoeficiente.  Esta cubierta de 765 metros cuadrados, adornada con plantas autóctonas, no solo aporta un valor estético, sino que también ofrece ventajas medioambientales, técnicas y estéticas tanto a la tienda como a su entorno residencial.

Y es que este tipo de construcciones permiten a Mercadona seguir reduciendo su huella ambiental y mitigar el efecto de “isla de calor”, al tiempo que generan ahorros energéticos notables al aprovechar la absorción de calor para la climatización interior. Además, refuerzan el aislamiento acústico, reducen el consumo de agua y prolongan la vida útil de las cubiertas.

La implementación de esta cubierta ajardinada, innovadora y sostenible ha supuesto una inversión de 110.000 euros. Con ella se da respuesta a uno de los problemas que tienen las grandes ciudades en términos de contaminación, pues son los edificios uno de los principales causantes de las emisiones de gases contaminantes en estos entornos.

comprar limones en Mercadona
Mercadona apoya el consumo de cítricos.

Novedades en los interiores

Ya en su interior, las nuevas tiendas presentan novedades en todas sus secciones. Desde lineales específicos de leche fresca y zumos refrigerados, hasta una nueva charcutería con opciones de jamón al corte y envasado, la tienda ofrece una gama de productos ampliada.

Destaca también una góndola central en perfumería para la cosmética especializada, un servicio de zumo de naranja recién exprimido, especialidades de sushi y una sección de horno con una rebanadora de pan, entre otras innovaciones.

Una de las nuevas secciones es “Listo para comer”, que ofrece platos preparados en envases fabricados con materiales naturales, como la caña de azúcar (compostable), cartón o papel. La renovación no solo se limita a la variedad de productos, sino que también se extiende a la comodidad del cliente.

Las tiendas cuentan con una nueva entrada de doble acristalamiento para evitar corrientes de aire, pasillos más amplios y un área de descanso equipada con sillas y mesas donde los clientes pueden disfrutar de platos recién preparados acompañados de bebidas frías. Además, se han introducido nuevos modelos de carros de compra y cestas, mucho más ergonómicos y ligeros.

Con una superficie de sala de ventas que supera en ambos casos los 1.150 metros cuadrados, los nuevos supermercados ecoeficientes destacan por su diseño renovado, colores frescos y materiales modernos tanto en la fachada exterior como en la disposición de las secciones. La apuesta por espacios amplios y luminosos, que permiten la entrada de luz natural, y la elección de colores cálidos definen los diferentes ambientes de la tienda.


entrada de la tienda de la calle Príncipe de Vergara de Madrid.
Acceso de la tienda de la calle Príncipe de Vergara de Madrid.

Tiendas ecoeficientes, un modelo estratégico en la transformación de Mercadona

En el corazón de la transformación empresarial hacia la sostenibilidad, Mercadona ha emprendido un viaje significativo y muy estratégico. Su modelo de tienda ecoeficiente se erige como un faro de innovación en el mundo del comercio minorista, redefiniendo estándares y mostrando un compromiso con la sostenibilidad que va más allá de lo convencional.

El cambio de cara en sus tiendas hacia dicho modelo ha sido una constante en los últimos años. Para ello, la compañía ha realizado inversiones y esfuerzos significativos para diseñar y desarrollar este tipo de supermercados, estableciendo un paradigma en la industria que va mucho más allá de la mera reducción del impacto ambiental.

El modelo de tienda ecoeficiente representa un cambio estructural, desde la planificación hasta la ejecución. Cada elemento ha sido cuidadosamente seleccionado y diseñado para minimizar el consumo de recursos y la generación de residuos.

No obstante, la visión ecoeficiente de Mercadona va más allá de la mera construcción. Se extiende a una filosofía operativa que impulsa la reducción del uso de plásticos y la gestión responsable de residuos, así como la optimización de la cadena de suministro, fomentando prácticas sostenibles desde la producción hasta la venta. Esta estrategia se traduce en una oferta de productos más frescos y saludables, con una atención especial en la reducción de plásticos y embalajes innecesarios, priorizando la calidad, la política de precios siempre bajos y la sostenibilidad.

Pero no termina ahí. La sostenibilidad también está arraigada en el compromiso social de Mercadona. La empresa colabora con organizaciones y proyectos comunitarios enfocados en la protección del medio ambiente y el bienestar social. Estas alianzas estratégicas contribuyen a la preservación de ecosistemas locales y al apoyo a comunidades desfavorecidas, mostrando un compromiso integral con la responsabilidad corporativa.

 

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!