Las aseguradoras revierten sus beneficios a la sociedad

.

El conflicto armado entre Rusia y Ucrania ha cambiado el entorno económico, encareciendo las materias primas y la energía, y no favoreciendo en nada al sector asegurador, debido al gran impacto que va a suponer en los presupuestos corporativos y domésticos, a lo que se suma la subida de precios por una inflación desbocada. Es de destacar, que ya en su momento, la

Daniel Redondo, director general de MGC Mutua

pandemia trajo consigo un abaratamiento de la prima media, como una de las medidas que aplicaron las aseguradoras para retener a los clientes, ajustando tarifas y coberturas. Además, la COVID ha puesto de relieve la necesidad de estar asegurado de un modo u otro, según el perfil de cada persona.

 

En este sentido, ante los últimos avances de la transformación digital y la posibilidad de acceso a grandes masas de información, el cliente actual aprende mucho más rápido, es más exigente pues accede muy fácilmente a los servicios de la competencia y, en definitiva, es más ágil en la búsqueda de lo que necesita.

El conflicto armado entre Rusia y Ucrania ha cambiado el entorno económico, encareciendo las materias primas y la energía, y no favoreciendo en nada al sector asegurador, debido al gran impacto que va a suponer en los presupuestos corporativos y domésticos, a lo que se suma la subida de precios por una inflación desbocada

La flexibilidad y la rapidez, imprescindibles para este nuevo mercado, se pueden realizar mediante unos servicios tecnológicos de vanguardia, debidamente implementados, para generar valor añadido y que el cliente sea lo prioritario.

 

En este contexto, las mutuas de seguros son un ejemplo claro de la necesidad de poner al cliente en el centro, debido a que son entidades sin ánimo de lucro, constituidas bajo los principios de la solidaridad y ayuda mutua, en las que unas personas se unen voluntariamente para tener acceso a unos servicios basados en la confianza y la reciprocidad. Esto quiere decir que los beneficios obtenidos se reparten entre sus socios mutualistas, pero siempre con el objetivo de que el mayor beneficio para los miembros asegurados se obtenga a través de los servicios que presta la mutua, revirtiéndolos así a la sociedad.

 

En lo que respecta a las mutuas de seguros de salud, éstas aportan un gran servicio a la sociedad del bienestar, debido a que tener buena salud es una de las prioridades de cualquier persona, y aún más en los tiempos que corren. Una forma eficaz de garantizar este derecho es el acceso a la asistencia sanitaria, que en nuestro país cuenta con un gran respaldo por parte del Estado, pero lo idóneo es utilizar la sanidad privada como complemento de la pública, por las limitaciones que esta última tiene en determinadas ocasiones y que suponen largas listas de espera.

 

Por otro lado, los conciertos sanitarios son un buen ejemplo de la colaboración público-privada en beneficio de los ciudadanos. Eliminarlo, con la nueva Ley de Equidad, iría en perjuicio tanto de la sanidad privada, debido a la pérdida importante de ingresos en los centros sanitarios, así como de la sanidad pública, que deberá atender a los pacientes que se quedarán sin atención médica y asistencial en los centros privados concertados. Esto supondría, como es lógico, un aumento de las listas de espera de pacientes pendientes de una intervención quirúrgica, entre otros casos.

 

Todo este recorrido nos lleva a poder afirmar que el sector asegurador y, más en concreto, las mutuas de seguros de salud son las que más revierten sus beneficios a la sociedad. Por ello, es necesario que las aseguradoras, empresas y ciudadanos cuenten con más incentivos fiscales por parte del Gobierno Estatal y de los Autonómicos. De hecho, la Comisión Europea está proponiendo a los estados miembros desarrollar medidas para reducir las presiones fiscales sobre los sistemas sanitarios para, de esta forma, promover la prevención, los estilos de vida saludables y el uso adecuado de soluciones digitales de atención médica.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!