Valeriano Gómez critica la reforma de pensiones de Rajoy que "desprecia" el diálogo social

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

texto alternativo
Protesta de trabajadores de Alstom a las puertas del Parlament
El exministro de Trabajo y actual portavoz de Economía del PSOE en el Congreso, Valeriano Gómez, se ha mostrado "muy crítico" tanto "con los contenidos" de la última reforma de las pensiones del Gobierno Rajoy como con la forma con la que se ha planteado, porque se ha "despreciado" el diálogo social con empresarios, sindicatos y partidos políticos.

BILBAO, 17 (EUROPA PRESS)

El exministro de Trabajo y actual portavoz de Economía del PSOE en el Congreso, Valeriano Gómez, se ha mostrado "muy crítico" tanto "con los contenidos" de la última reforma de las pensiones del Gobierno Rajoy como con la forma con la que se ha planteado, porque se ha "despreciado" el diálogo social con empresarios, sindicatos y partidos políticos.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Gómez ha afirmado que "el último proyecto de reforma descansa los ajustes a corto plazo del sistema de pensiones en una estrategia que conduce a la congelación, de facto, del poder adquisitivo de las pensiones".

Los socialistas, ha dicho, no están de acuerdo "ni con el contenido de esa reforma, ni con las formas con las que el Gobierno hasta ahora la ha planteado", ya que "son formas que desprecian por completo el diálogo con los interlocutores sociales, empresarios, y sindicatos".

Asimismo, ha criticado que "tampoco hemos visto, y seguimos sin ver, diálogo con los grupos parlamentarios presentes en el Congreso de los Diputados", por lo que tienen "muchas objeciones sobre una materia que en España, en los últimos 20 años, ha sido una materia razonablemente bien ordenada en términos de diálogo y consenso social y político, en un tema que afecta a millones de personas en el conjunto del Estado".

Gómez ha señalado que la reforma de las pensiones de 2011, "consensuada con los interlocutores sociales en un momento muy difícil", tenía más "un contenido de reforma de medio a largo plazo", ya que las medidas eran "paulatinas, que se llevaban a cabo a lo largo del tiempo".

Así, ha recordado, la edad de jubilación "iba progresivamente hasta alcanzar los 67, aunque no para todo el mundo, solo para aquellos que no tenían 38,5 años de cotización a lo largo de su vida laboral" y "el periodo de cómputo de la pensión pasaba de los últimos 15 años a los últimos 25, pero no pasaba de un año para otro" y el objetivo era "estabilizar el gasto en pensiones a largo plazo".

A su juicio, era una reforma "válida y razonable, mucho más razonable en la medida en que fue una reforma consensuada", mientras que la que plantea el Gobierno Rajoy es una reforma "de mucho más corto plazo, se plantea un escenario en el que los precios dejan de tenerse en cuenta y la banda de crecimiento de la pensión se sitúa de una forma poco equilibrada entre un 0,25 por ciento y una cuantía obtenida en torno al IPC más el 0,25".

"Como se hace depender de la evolución de la propia situación interna de las cuentas del propio sistema, al final, la revalorización anual estará durante mucho más tiempo mucho más cerca del 0,25, y eso garantiza un periodo largo de tiempo de pérdida de poder adquisitivo".

Gómez ha indicado que el sistema de pensiones español "es viable con reformas, como hemos venido haciendo desde los años 80 en este país, y nunca el diálogo social y el consenso político fueron obstáculos para seguir haciendo reformas, pero hay que perseguirlo".

El dirigente socialista ha dicho desconocer si "se busca o no" potenciar el sistema privado de pensiones, pero ha considerado que "se logra, porque el mensaje que se trasmite al conjunto de pensionistas es 'usted no va a ver durante un periodo largo de tiempo su pensión revalorizada de acuerdo a como evolucionan los precios y usted perderá poder adquisitivo', entonces el mensaje implícito que se manda es que es mejor que se busque una salida a través de un fondo de pensiones privada", pero "una salida también tremendamente estéril cuando se trata de crisis".

Preguntado por si los sindicatos están "legitimados" para abanderar algún tipo de reivindicación tras casos como el de los EREs en Andalucía, Gómez ha señalado que los sindicatos, "cuando se trata de defender intereses de los trabajadores están legitimados para llevar a cabo acciones dentro del marco legal y constitucional". En su opinión, "sí están legitimados y, en muchos casos, obligados a hacerlos".

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!