Las ayudas oficiales por COVID-19 y su efecto para las empresas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

El revuelo por las ayudas oficiales por COVID-19; no sólo ha activado las acciones en busca de las prestaciones que puedan ayudar a las empresas a sobreponerse a esta crisis global. También ha puesto a los analistas a pensar en su efecto para las empresas y la repercusión inmediata y a posterior que tendrán estas ayudas en el sistema económico.

Aunque para muchos, las ayudas económicas se perciben como una oportunidad dorada para no sucumbir ante el cierre definitivo o temporal de algunas empresas. Debe prestarse atención particular a las recomendaciones de los expertos en cuanto a la administración y planes de devolución que serán requeridos.

Efecto interno de las ayudas para las empresas

El efecto interno de las ayudas COVID-19 debe manejarse con especial cuidado. Planificar las actividades comerciales, cumplimiento de compromisos contractuales o la adquisición de productos y servicios tomando como respaldo el capital de una probable ayuda o subvención puede ser peligroso e incluso contraproducente.

Si bien, el capital recibido puede ser invertido, el primer objetivo a cumplir debe ser obtener la ayuda. Arriesgarse a contraer compromisos con proveedores o clientes sin tener aprobada la solicitud e incluso antes de recibir el aporte correspondiente, puede sumir a la empresa en una deuda difícil de pagar en el caso de que la solicitud sea aprobada por un monto menor o peor aun si es rechazada.

Los planes de inversión deben estar enfocados, principalmente en los recursos con los que  cuenta la empresa.

Y en el caso de obtener la subvención correspondiente, lo más conveniente será invertir en mejoras de las actividades productivas que garanticen beneficios suficientes para sustentar la actividad comercial y al mismo tiempo, dejar de lado parte de las ganancias para la devolución oportuna de la ayuda recibida.

Garantizando entonces, no sólo el inicio sino también la continuidad de las operaciones comerciales. Una falsa sensación de liquidez o un capital mal aprovechado puede finalmente no resultar beneficioso y desvirtuar las intenciones de fortalecimiento comercial que persigue el gobierno con las ayudas oficiales para empresas.

Efecto externo de las ayudas por COVID-19

Al hablar de efecto externo, la referencia directa apunta al entorno macroeconómico de las empresas. Formado por otras empresas, proveedores, los trabajadores y el fisco; estos actores externos también ejercerán un efecto importante para las empresas tras la aprobatoria de ayudas oficiales por COVID-19.

En primer lugar, la inyección de capital proveniente de las subvenciones y ayudas oficiales, representarán sin duda un impulso al sistema comercial; por cuanto el capital invertido en mejoras de la productividad reflejará ganancias significativas, solicitudes a proveedores y necesidad de contratar personal.

Ese impulso en el intercambio comercial, además aumentará el volumen de ventas; y en consecuencia se generará más recaudación de impuestos. Resultando un beneficio económico para el estado, comerciantes y  para los trabajadores que serán reinsertados en sus puestos de empleo.

Al generarse nuevas fuentes de empleo, el ciudadano recobraría su poder adquisitivo y completaría el ciclo comercial al acceder a los productos y servicios. En general, desde el punto de vista macroeconómico, se prevé una mejora sustancial de la economía del país.

Consideraciones finales

Siempre y cuando, las asignaciones de las ayudas sean realizadas a las empresas que realmente las necesitan. Será necesario que todos los involucrados tomen las decisiones correctas para que las ayudas oficiales no se conviertan en un gasto público sin propósito.

La aplicación de sanciones en casos de dolo o aplicaciones fraudulentas en perjuicio de aquellas entidades, pymes y autónomos que requieren verdaderamente las ayudas o subvenciones. Y la claridad en relación a los plazos y medios de devolución o contraprestación por la ayuda recibida.

Muchas son las consideraciones por abordar; mientras tanto, retomar el ciclo de intercambio comercial se vislumbra con cierta factibilidad, en un entorno en el que se practique la libre competencia y se abran los mercados internos a la libre oferta y demanda para generar beneficios en todos los sectores y rescatar la economía.

Las ayudas oficiales por COVID-19 no pasarán desapercibidas, y su efecto para las empresas tendrá repercusiones a nivel interno y externo. Que estos efectos sean positivos o no; dependerá de la responsabilidad de cada empresa en mantener una actividad sustentable y de bienestar común, así como el cumplimiento de los compromisos con la recepción de las ayudas oficiales por COVID-19.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!