Directivos y Empresas

SALUD

 Breaking News

No todos los reconocimientos médicos en el trabajo son iguales

No todos los reconocimientos médicos en el trabajo son iguales
No todos los reconocimientos médicos en el trabajo son iguales
Puntúa esta noticia

El pensar general es que un chequeo médico en la empresa puede ser un simple proceso rutinario que se hace por mero trámite.

Sin embargo, hay mucho trabajo detrás por parte de los expertos en prevención, quienes configuran cada reconocimiento en función del riesgo del puesto y con vistas a cuidar al trabajador más allá de su ámbito profesional. Un concepto de salud integral”, según explica José Manuel Gómez, director del área médica de Quirónprevención.

José Manuel Gómez, director del área médica de Quirónprevención.

Podría decirse que el reconocimiento médico es una de las piedras angulares que sostienen cualquier estrategia de prevención de salud laboral. En primer lugar, se trata de un derecho voluntario que tienen los trabajadores para prevenir o detectar cualquier problema de salud asociado al trabajo que desempeñan.

No obstante, también se puede convertir en una obligación cuando la salud de la persona esté en peligro por el desempeño de sus funciones o pueda afectar a terceras personas. En cualquier caso, este chequeo es el primer paso para tener una empresa saludable.

La Medicina del Trabajo es una especialidad clásica que se ha ido perfeccionando a lo largo de los años, gracias al trabajo de muchos agentes especialistas que han entendido que la fórmula de la vigilancia de la salud empresarial no solo beneficia a una entidad en particular, sino el rendimiento de un país. De hecho, actualmente es una de las especialidades médicas más demandadas desde el punto de vista de las necesidades de empleo españolas. 

El primer paso en cualquier reconocimiento es la anamnesis o conversación con el médico para tratar el historial médico del paciente, hábitos de vida o antecedentes familiares. Será la base para establecer cualquier diagnóstico

Referentes como Quirónprevención tienen claro que el abordaje de esta vigilancia de los trabajadores debe hacerse de una concepción global. José Manuel Gómez, director del área médica de esta organización, apunta que los reconocimientos médicos tienen como punto de partida el trabajo, si bien la actuación debe tener sus resultados más allá del trabajo. “Un concepto de salud integral”, recalca el experto, intentando que las recomendaciones médicas lleguen también a sus círculos más cercanos como la familia y amigos.   

Responsabilidad de la empresa

Según lo establece la normativa, la actividad de prevención es responsabilidad de las empresas, si bien tiene unos cauces de participación a través de los representantes de los trabajadores. El Comité de Seguridad y Salud, determinado dentro de la normativa, será obligatorio establecerlo para compañías que tengan al menos 50 trabajadores, y desde este grupo se discutirán todas las acciones preventivas (formativas, técnicas o sanitarias) que se deban poner en marcha en cualquier organización.

A la postre, el servicio de prevención será el encargado de ejecutar todas las actividades planteadas. Entre esas actuaciones, no pueden faltar los reconocimientos médicos, “diseñados según el puesto de cada trabajador”. 

Tras las anamnesis y la exploración vienen las pruebas. “A veces la misma prueba tiene condiciones o test diferentes, según las necesidades o riesgos asociados a los puestos de trabajo”

Los chequeos médicos se deben hacer al menos una vez al año

Los chequeos médicos se deben hacer al menos una vez al año

El directivo de Quirónprevención argumenta que, aunque se piense lo contrario, la composición de un reconocimiento no es un asunto sencillo puesto que se deben estudiar adicionalmente los riesgos asociados al puesto de trabajo. De este modo, el primer punto indispensable en cualquier chequeo es la anamnesis (conversación entre el médico y el el trabajador, durante la cual el médico realiza preguntas sobre la historia clínica, su puesto de trabajo, sus hábitos de vida y los antecedentes familiares del paciente con el objetivo de establecer un diagnóstico).

Integrar toda esa información es el primer objetivo de un médico de trabajo para conocer el estado de salud del trabajador. A partir de este primer estudio y la exploración por parte del médico, se realizarán unas pruebas u otras si fuera conveniente. “A veces la misma prueba tiene condiciones o test diferentes, según las necesidades o riesgos de las personas en sus puestos de trabajo”.

Es decir, si un profesional está más expuesto a ambientes con polvo puede ser necesario hacer más hincapié a pruebas respiratorias. Del mismo modo, a los que estén más expuestos al ruido se les practicará más exhaustivamente pruebas de audiometría. 

Periodicidad variable

Como norma general, a priori se pauta un reconocimiento médico por año a los empleados cuando no se esperan cambios en los riesgos del puesto de trabajo. Sin embargo, la periodicidad puede ser variable en función del seguimiento o resultados que haya presentado un paciente. Cabe recordar que la información de dichos informes es confidencial y solo la conocen médico y trabajador.

A la empresa solamente se le da a conocer si ese profesional puede trabajar o no, o si es necesario incorporar medidas que refuercen la seguridad en ese puesto para adaptarlo a la situación del trabajador (restricciones en las tareas). Por tanto, las recomendaciones se pueden dirigir tanto desde el plano de los recursos humanos, como en la vertiente técnica (cambios de iluminación si se detecta pérdida de visión en las personas, por ejemplo).

Cada incorporación o cambio de tareas de un trabajador, exigirá llevar a cabo un nuevo reconocimiento para determinar nuevos riesgos en el puesto

De manera que el trabajo de una entidad como Quirónprevención va mucho más allá de examinar la salud de los empleados. Desde el punto de vista técnico, se estudia cada departamento o puesto para establecer un perfil que configure el reconocimiento médico posterior. Asimismo, cada incorporación o cambio de tareas de un trabajador, exigirá determinar un nuevo análisis para establecer nuevos riesgos.

Una empresa saludable que invierte en seguridad y salud tiene un retorno claro

Una empresa saludable que invierte en seguridad y salud tiene un retorno claro

En definitiva, lo habitual, en función de la evaluación de los riesgos es llevar a cabo reconocimientos iniciales, periódicos, tras baja prolongada, por cambio de tareas o puesto de trabajo, así como en personal sensible (personas discapacitadas, embrazadas…).

Este planteamiento integral exige que los profesionales de la prevención y los médicos del trabajo deben estar constantemente actualizados para desempeñar su labor. “Surgen nuevas empresas, nuevos riesgos, nuevas exposiciones a sustancias…

Al trabajar con organizaciones de diferentes sectores y zonas geográficas, nuestro grado de conocimiento debe ser elevado y específico”, afirma Gómez, quien subraya que la relación y el contacto constate con las empresas también ayuda a establecer medidas más certeras. “A menudo, las propias empresas nos demandan que les acompañemos en ciertas actividades para tener un conocimiento mayor de cada situación”, reconoce. 

 


Unidad móvil de Quironprevención

Unidad móvil de Quironprevención

Recomendaciones para acudir a un reconocimiento médico

  • Acudir en ayunas. Es habitual que en el chequeo haya una extracción de sangre y se recoja una muestra de la primera orina de la mañana. Así que, la última comida debe haber sido lo más ligera posible y sin abusar del consumo de grasas. Asimismo, es aconsejable no haber tomado alcohol en las horas previas a la analítica.
  • Llevar la corrección visual. En el caso de usar gafas o lentillas, se debe acudir al reconocimiento médico con ellas. 
  • No fumar en los minutos previos.
  • Llevar los informes médicos recientes.
  • Sinceridad. A la hora de contestar a las preguntas que realicen los profesionales, debe hacerlo de la manera más sincera posible, aportando todos los datos que pidan o que uno mismo pueda entender que sean relevantes. Además, es conveniente informar si se está en tratamiento.
  • Llevar el certificado si se tiene una minusvalía.
  • En una baja laboral no se puede realizar un reconocimiento médico. 
  • Lo ideal en estos casos sería aplazar el reconocimiento y volver a coger cita cuando se disponga del alta médica.

¿Sabía que…?

pixabay.comEn base a la experiencia de Quirónprevención, con una gran trayectoria en prevención de riesgos laborales en España, el problema más recurrente en la historia de los reconocimientos médicos es la pérdida de visión de los trabajadores.

Autor

Ramiro Mesa

Ramiro Mesa

Artículos Relacionados

0 Comentarios

¡Todavía no hay comentarios!

Por el momento no hay ningún comentario. ¿Quieres ser el primero en comentar?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

REPORTAJE

Síguenos

EMAIL
Facebook
Facebook
Google+
Google+
https://www.directivosyempresas.com/salud/no-todos-los-reconocimientos-medicos-en-el-trabajo-son-iguales">
LinkedIn

REPORTAJE

Newsletter

EDICIÓN IMPRESA

Portada Directivos-y-Empresas-162

Bolsa


Cotizaciones del Ibex y demás índices, proporcionadas por Investing.com

Twitter

Informe Research

El momento de Europa

Directivos y Empresas TV

Categorías

error: Content is protected !!