Directivos y Empresas

RSC

 Breaking News

Reto Pelayo Vida 2016, un gran ejemplo de lo que define a la RSC

diciembre 05
10:07 2016

Sin ninguna relación con la vela, un quinteto de cinco supervivientes al cáncer han logrado en dos semanas alcanzar el reto promovido por Pelayo en esta edición: atravesar el Océano Atlántico desde España hasta la isla caribeña Martinica en solo dos semanas.

Las cinco participantes del Reto Pelayo Vida 2016.

Cinco mujeres – Yolanda, Patricia, Carmen, Susana y Marián – han conseguido cruzar el Océano Atlántico en menos de 15 días en un velero de 73 metros de eslora solo con la ayuda de un patrón. Hasta aquí parece algo asequible, sin embargo el Reto Pelayo Vida 2016 ha seleccionado a estas cinco mujeres, sin experiencia alguna en deportes náuticos, para demostrar el valor de la vida, de la supervivencia y la esperanza.

Se trata de cinco mujeres que han superando un cáncer y que han demostrado que sí se puede. Sí se puede en todos los sentidos… No se iban de excursión, sino que iban a trabajar y a pasarlo mal, como una de ellas admitía antes de emprender el viaje. Yolanda mantenía antes de la salida hacia El Caribe que “vamos a demostrar que estamos muy vivas y que podemos hacer cosas impensables. Hemos salido de una enfermedad y vamos a vivir cada momento de nuestra vida dure lo que dure”.

Quirónsalud, servicio médico oficial del evento, señala que “este reto contribuye a lanzar un mensaje de esperanza y superación a los pacientes que sufran o hayan sufrido alguna enfermedad grave”

El evento ha contado con numerosas firmas que han querido, de alguna manera, apoyar esta causa y patrocinar una iniciativa que abarca todas las virtudes de la responsabilidad social en las empresas. Una de ellas, el Grupo Quirónsalud, ha puesto a disposición de las cinco tripulantes un médico para vigilar su salud en cada momento y vivir así la aventura con ellas. La entidad hospitalaria ha felicitado a estas campeonas por culminar esta travesía, luchando con las inclemencias del tiempo, la dura vida en el mar y la separación física de todos aquellos que las quieren y han apoyado desde casa.

Una gran gesta, según califica el Grupo, quien asume esta iniciativa de responsabilidad social corporativa “desde el firme compromiso con los pacientes más allá de la atención clínica”. Según fuentes de Quirónsalud, “este reto contribuye a lanzar un mensaje de esperanza y superación a los pacientes que sufran o hayan sufrido alguna enfermedad grave”.

15123028_391204947884255_4615989368510260064_o

Lecturas positivas del Reto Pelayo Vida


No obstante, el Reto Pelayo Vida va más allá, por los mensajes que se deslizan del propio reto y por los valores que subyacen de una actividad bien organizada de RSC. Aparte de la esperanza y la superación ante la enfermedad, lo que han conseguido estas cinco mujeres es concienciar a nivel social e institucional de la importancia de la investigación.

Ciertamente, conocer en profundidad una enfermedad implica inversiones para poder desarrollar fármacos más efectivos y con menores efectos secundarios. De modo que tanto a nivel privado como público, se necesita colaboración para dar cobertura a esta demanda. El hecho de que estas cinco valientes crucen el Atlántico es porque en su momento alguien descubrió cómo curarlas.

El evento ha tenido gran repercusión mediática desde su presentación hasta la llegada de las protagonistas. Las empresas implicadas han conseguido que su mensaje cale, es decir, que no solo están para ganar dinero, sino también para apoyar causas sociales trascendentes. Elegir a estas cinco mujeres significa decir que sí se puede, que se debe investigar más y que ellos quieren ser partícipes de ello.

LOS CUIDADOS EN ALTA MARfoto-para-apoyo

El Doctor Alberto Francés, del Grupo Quirónsalud, también experto en navegación, acompañó a las cinco protagonistas del Reto Pelayo Vida cuidando de su salud en todo momento, consciente de que no era un viaje de lujo y de que iba a ser una aventura exigente.

Así que previamente el equipo tuvo que prepararse a nivel físico y con pruebas de navegación, además de valorar otras cuestiones como el bienestar emocional y psicológico de las participantes. Ya en alta mar, se dedicó mucha atención al componente nutricional, pues los menús tenían ciertas particularidades dado el entorno en el que se encontraban las tripulantes. En cuanto al equipamiento médico, este incluía dos botiquines lo suficientemente grandes aunque controlando el peso y el espacio por las características del barco. En su interior, todo tipo de medicamentos: para el dolor, para el mareo, para la rehidratación, antibióticos..

Acerca de Ramiro Mesa

Ramiro Mesa has escrito 53 entradas.

Share

Autor

Ramiro Mesa

Ramiro Mesa

Artículos Relacionados

0 Comentarios

¡Todavía no hay comentarios!

Por el momento no hay ningún comentario. ¿Quieres ser el primero en comentar?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Publicidad

EMPRESAS

25 años y más de 357 millones de viajeros en Alta Velocidad

25 años y más de 357 millones de viajeros en Alta Velocidad

Síguenos

EMAIL
Facebook
Facebook
Google+
Google+
https://www.directivosyempresas.com/reto-pelayo-vida-2016-gran-ejemplo-lo-define-la-rsc">
LinkedIn

Newsletter

EDICIÓN IMPRESA

Portada revista Directivos y Empresas número 158

Publicidad

Bolsa


Cotizaciones del Ibex y demás índices, proporcionadas por Investing.com

Twitter

Informe Research

El momento de Europa

Directivos y Empresas TV



Categorías