Directivos y Empresas


 Últimas Noticias

Un exconsejero de CAM asegura que “no se leían nunca las actas”, se “comentaban”

julio 23
13:52 2014
texto alternativo

Salvador Piles, Representante De UGT En Consejo Y Ejecutiva De La CAM

Representante de SICAM coincide en que no se leyó el requerimiento del Banco de España y “nunca” vio las actas

VALENCIA, 4 (EUROPA PRESS)

Salvador Piles, exmiembro del consejo de administración y de la comisión ejecutiva de Caja Mediterráneo (CAM) en representación de UGT, ha asegurado este lunes que “no se leían nunca las actas” de las sesiones de estos organismos, sino que éstas se “comentaban” y después “las aprobaban el presidente y el secretario”. “No las aprobamos ningún consejero, no sé por qué”, ha admitido.

Así lo ha señalado durante su comparecencia en las Corts ante la comisión de investigación sobre el proceso que ha llevado a la intervención de la CAM por parte del Banco de España, en la que ha insistido en que “quien manda es la Dirección General, que ha mandado en esta caja siempre” y que, como consejero, todo lo que le llegaba “estaba validado y hecho”. Ahora, asegura sentirse “engañado” por esos hechos y también “desprotegido y abandonado” porque confiaba en las estructuras de control y “han fallado”.

Ante la insistencia de los portavoces acerca de las supuestas actas falseadas, y en concreto la que recoge que en la sesión del 21 de diciembre de 2010 se leyó el requerimiento del Banco de España que alertaba de la situación de la caja, ha subrayado que “el acta no se ha leído, se ha comentado”, a lo que ha agregado que “si eso es falsear, pues se ha falseado”.

Tanto la representante de Compromís Mireia Mollà como el socialista Ángel Luna le han advertido de la trascendencia de que efectivamente se falsearan actas y le han pedido claridad. “Si hay un acta falseada, díganlo, no esperen de nosotros palabras que ustedes no están diciendo”. “O vienen con valentia o pagarán como cobardes”, le ha espetado la parlamentaria, mientras que Luna ha lamentado las “milongas” que cuentan los comparecientes y ha recordado que deberán responder “en sede penal y administrativa” por sus responsabilidades.

Por su parte, Lluís Torró (EUPV) ha reprobado que entrar al consejo se considerase “un premio” en forma de “dietas a veces no justificadas”, que Piles ha dicho que entregaba a UGT.

NI “TECNÓCRATAS” NI “LOS 'BURROS DEL POBLE'”

Piles, que también ostentó responsabilidades en el Consejo Territorial de Valencia y en el Centro Hipotecario de la caja , ha argumentado que la normativa estatal, la autonómica, la específica de las cajas y la de CAM “históricamente han querido que los representantes en los órganos de gobierno no fueran tecnócratas, tampoco los 'burros del poble', pero que fueran un reflejo más o menos aceptado de la sociedad de la caja”, de modo que “la figura del director y del equipo directivo adquiere una preponderancia exagerada” y los consejeros delegan facultades de control en los estudios realizados por profesionales de reconocido prestigio.

Además, ha aseverado que la comisión ejecutiva “no existe en la CAM”. Según el representante sindical, “si servía para algo, era para ver la Obra Social de los territorios no históricos”, pero “aparte de la Obra Social no se hace nada” pese a que “tendría que estar todas las semanas haciendo la labor ejecutiva, con una especialización y un consejo en miniatura, pero entrando a saco en cuestiones diarias”. “Y eso no se ha hecho, pero ni ahora ni recuerdo que se haya hecho en otras épocas”, ha sentenciado.

Entre otras funciones, de acuerdo con el informe de gobierno, compete a este organismo cumplir y hacer cumplir las disposiciones de los Estatutos y los acuerdos del consejo, estudiar e informar las propuestas que no sean de su competencia resolutiva y que el director general someta a su consideración para elevarlas al consejo de administración, así como conceder o denegar los préstamos, créditos, avales o garantías de todo orden solicitados a la entidad.

Según Piles, la “falta de información” sobre las fusiones fue la causante del “malestar” surgido en el consejo, especialmente sobre el frustrado proceso de integración en Banco Base que, a su juicio, no salió adelante “por el requerimiento de capital del Banco de España” y por el rechazo de sus socios a “las dichosas cuotas participativas, que no hay quien las quiera”, cuestión sobre la que reivindica que “nadie” les dijo que “no pudieran estar en un banco”.

RETRIBUCIONES ASUMIDAS “SIN DETALLES” Y VIAJES DE 100 PERSONAS

El representante de UGT asegura que las retribuciones de la cúpula directiva competían a la Comisión de Retribución, “asesorada por expertos externos” y siempre “dentro de la legalidad” e “incluso por debajo” del baremo para las cajas, y eran asumidas por el consejo “sin detalles específicos de nada –con fórmulas como 'tema A resuelto'–“. Es más, ha asegurado que “lo que gana el presidente o el director general, en la vida lo ha sabido un delegado sindical, y menos un consejero”.

Sobre los consejos celebrados en lugares como Nueva Delhi o Shanghai, ha indicado que él nunca fue al extranjero, que solo viajó a San Sebastián por coincidir con el proceso del SIP y entender que había que “relacionarse con todo el mundo”, aunque ha confirmado que viajaban los consejeros, sus cónyuges y una “infraestructura mínima” de organización, con lo que la comitiva estaba compuesta por “cerca de cien personas, o si no, cerca” de esa cifra.

En la segunda comparecencia de la mañana, el delegado de SICAM Enrique Puig Mora ha indicado que no recuerda que se leyera “textualmente el contenido” del requerimiento del Banco de España. “La lectura no se hizo, pero no tengo pruebas”, ha agregado el exconsejero, quien ha reconocido que el acta es “una prueba diabólica” en contra de sus afirmaciones.

“MERA RESEÑA A VIVA VOZ” DE LAS ACTAS

Según Puig, que se autodefine como “una víctima más” de las “malas prácticas” del director general, “nunca se hacía una lectura íntegra de las actas” que aprobaban presidente y secretario, sino “una mera reseña a viva voz”. De hecho, asegura que fue en varias ocasiones a consultar la documentación en el lugar habilitado a tal efecto, pero “nunca” vio esas actas.

El representante de SICAM ha confirmado que, antes del consejo, siempre se reunía el comité de dirección, al igual que sucedió el 20 de diciembre de 2010, un día antes de la sesión en la que supuestamente se trasladó al consejo esa alerta del Banco de España.

En su caso, también entregó al sindicato las dietas, nunca asistió a los consejos fuera ni ve “necesidad de irse de viaje” y considera “inválido” el acuerdo sobre retribuciones de directivos aprobado durante el proceso del SIP porque “estaba condicionado” a esa integración, que finalmente “se liquidó”.

Sobre las cuotas participativas, ha recordado que el propio fondo de pensiones de los empleados adquirió dos millones de euros, y que él estaba en la comisión de control de ese organismo cuando lo aprobaron, y corrieron “el mismo riesgo que el resto”.

Un exconsejero de CAM asegura que “no se leían nunca las actas”, se “comentaban”
Puntúa esta noticia
Compartir

Sobre el Autor

Directivos y Empresas

Artículos Relacionados

0 Comentarios

Sin Comentarios todavía!

No tenemos comentarios que mostrar, ¿Quieres añadir uno?

Escribe un Comentario

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

REPORTAJE

Síguenos

RSS
EMAIL
Facebook
Facebook
Google+
Google+
https://www.directivosyempresas.com/noticias/economia/un-exconsejero-de-cam-asegura-que-%22no-se-leian-nunca-las-actas%22%2C-se-%22comentaban%22">
PINTEREST
LinkedIn

REPORTAJE

Newsletter

EDICIÓN IMPRESA

Portada Directivos-y-Empresas-162

Bolsa


Cotizaciones del Ibex y demás índices, proporcionadas por Investing.com

Twitter

Informe Research

El momento de Europa

Directivos y Empresas TV

Categorías