Directivos y Empresas



 Últimas Noticias

Maudos (Ivie) y Ontiveros (AFI) creen que Grecia es un «nubarrón» que entorpece la recuperación española

febrero 05
14:26 2015

Señalan que en «ausencia de perturbaciones externas» la economía española debería crecer por encima del 2% este año

VALENCIA, 5 (EUROPA PRESS)

Los catedráticos de Economía Joaquín Maudos y Emilio Ontiveros han señalado este jueves que la situación de Grecia, especialmente tras la decisión del BCE de cortarle la financiación, supone «un nubarrón» que «amenaza» el asentamiento de la recuperación económica española como en el resto de la eurozona, pero han recalcado que la situación de ambos países no son comparables.

El catedrático de Análisis Económico de la Universitat de València, y director adjunto del Ivie, Joaquín Maudos, y el catedrático de Economía de la Empresa de la Universidad Autónoma de Madrid y presidente de AFI, Emilio Ontiveros, han realizado estas declaraciones tras inaugurar en la Bolsa de Valencia un seminario sobre el sector bancario español.

Al respecto, Maudos ha advertido de que Grecia puede ser «un riesgo sistémico» con efecto «no sólo sobre la banca española sino internacional». De momento, ha apuntado que se han «tensado las cuerdas» aunque «no se acabará de romper porque tienen mucho que perder tantos los griegos como los europeos». Sin embargo, ha reconocido que es

«verdad» que supone «un riesgo geopolítico que está ahí junto a Rusia, pero no creo que tenga un impacto directo a la economía española sino internacional».

En cualquier caso, ha apuntado que la situación «no es equiparable» con España, ni con su economía ni con la banca española «ni de causalidad». «Por tanto yo personalmente no percibo ningún riesgo en ese sentido y las comparaciones en este momento son odiosas», ha señalado.

LEER
Pros y contras de un gobierno socialista para la I+D+i

Por su parte, el catedrático Ontiveros ha apuntado que se trata de «una amenaza, un nubarrón que está presidiendo una recuperación de la economía española» ya que «la experiencia indica que si hay un episodio de inestabilidad financiera en nuestra comunidad de vecinos, la eurozona, la afectación es clara».

Por ello, ha confiado en que se logre «evitar el choque de trenes» entre las negociaciones del nuevo Gobierno griego con las autoridades de la eurozona porque «podemos asistir a una inestabilidad que nada favorece el asentamiento de la recuperación de la economía española».

De hecho, ha comentado que era muy optimista antes conocerse «la mayor dureza con la que el BCE amenaza a los bancos griegos y por ende a las autoridades griegas». «Me empiezo a preocupar», ha señalado.

Con todo, preguntado por el reflejo que supondría la evolución griega en España y su influencia en una victoria de Podemos, ha replicado que sería «un error contemplar el proceso de negociación de las autoridades griegas con las europeas en clave de rédito político sobre las próximas elecciones española».

No obstante, ha apuntado que la irrupción de Podemos «genera un factor nuevo sobre la gobernación de nuestro país, una eventual alternativa al bipartidismo, y que los inversores en general toman con cautela las nuevas informaciones». «Es un factor que añade perturbaciones internas, de información incompleta a un escenario europeo que ya de por sí está cargando de nubes raras», ha apuntado.

No obstante, ha recalcado que la economía española «en ausencia de perturbaciones externas debería sentar claramente una recuperación del crecimiento por encima del 2 por ciento está año». «La economía española está en mejor disposición que la media europea, pero forma parte de una comunidad de vecinos en la que hay ruido y me preocupa más el entorno de la eurozona que el entorno político español», ha apostillado.

LEER
En caso de recesión, ¿quién tiraría del carro?

VUELTA AL CRÉDITO

Por otra parte, respecto al sistema bancario, Maudos ha destacado que

«hemos pasado un calvario» ya que se han utilizado «nada menos» que 290.000 millones para sanear la banca, se ha despedido a 60.000 personas y cerrado 13.000 sucursales. «Es un sacrificio muy importante, pero que ha situado a la banca mucho más saneada, solvente, y en condiciones de dar crédito», ha destacado.

Así, ha señalado que es compresible que la opinión pública «no entienda que haya que rescatar bancos», pero «hay que entender que en el fondo estamos rescatando los clientes de los bancos» porque «si dejamos caer un banco el depositante tiene garantizado sólo una determinada cuantía». Con todo, ha señalado que «esta fiesta ha acabado un poco mal» porque «se han consumido 60.000 millones de fondos públicos y de ellos se ha perdido una parte muy importante».

Sin embargo, ha apuntado que «el principal perjudicado ha sido la banca» porque «se ha gastado nada menos que 290.000 millones en sanear el activo», un dinero, ha explicado, que sin la crisis «hubiera ido a un dividendo de un accionista o a una obra social en una caja».

En cualquier caso, ha destacado que el crédito nuevo «ya está creciendo» para las pymes, hipotecas y consumo, aunque está cayendo el de las grandes empresas porque están «muy endeudadas y tienen que depender menos de la banca y tienen la válvula de escape del mercado». «Por tanto mi visión es positiva, el dato está ahí y dice que está creciendo el crédito nuevo», ha resaltado.

Al respecto, Ontiveros ha argumentado que el sistema bancario español está hoy sujeto a «mayores cautelas porque está sujeto a una mayor regulación», lo que hace que «el sector real de la economía todavía no terminen de percibir un mayor crédito».

LEER
Claves y presentación del nuevo Modelo EFQM

Además, a medio plazo la supervisión bancaria «va a ser mucho mayor» por lo que la banca va a seguir siendo «muy cautelosa» y con «gran aversión» al crédito y «eso va a hacer que el incremento del crédito que ya se empieza a percibir de forma tímida sea mucho menor que el que vimos en la etapa de expansión».

Por eso, ha defendido que, juntos a los bancos como financiadores de la economía en Europa, «emerjan nuevas criaturas financieras que contribuyan a financiar» el sector, como fondos de financiación directa, mercados bursátiles, o de pagarés. «Europa debe caminar hacia un mayor equilibrio entre la financiación bancaria y la directa, la no bancaria», ha mantenido.

Asimismo, ha apuntado que la gente que necesite inversión o financiación «no necesariamente transite a través de operadores bancarios sino una interlocución directa como permite la red».

Sobre el autor

Directivos y Empresas

Directivos y Empresas

Artículos relacionados

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Bolsa


Cotizaciones del Ibex y demás índices, proporcionadas por Investing.com

Publicidad

Twitter

EDICIÓN IMPRESA

Portada Directivos-y-Empresas-162

REPORTAJE

REPORTAJE

Newsletter

Publicidad