“Tienen que cambiar las políticas fiscales y de promoción de la empresa para que sea atractivo invertir”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

texto alternativo
Alberto Ranz , socio de Avantslot, quien confío en Avalmadrid para montar su empresa
¿Sabías que los famosos “scalectrix” están a un paso de Madrid? Alberto es el ejemplo de empresario que ha transformado su pasión, en su negocio. Apostó por su pasión , el slot y tras pensarlo decidió ponerse en marcha. El empresario del mes de Avalmadrid, Alberto Ranz, es uno de los socios de Avant Slot, empresa que ha puesto en marcha estos vehículos. Para ello tuvo que acometer un proyecto de inversión a través de Avalmadrid. Él nos cuenta su experiencia con la SGR madrileña:

¿A qué se dedica Avant Slot? ¿Qué les impulsó a poner en marcha esta empresa?

Avant Slot es un fabricante de miniaturas de coches eléctricos autoguiados en pista eléctrica, lo que conocemos como coches de «scalextric». Por supuesto hay muchas otras marcas y es un hobby extendido por todo el mundo, su nombre genérico es «Slot». Nuestros clientes mayoritarios son niños que se afeitan, franja comprendida entre los 25 a los 55 años. Cuando fundamos la empresa, era un hobby que practicábamos y pensamos que había un nicho de mercado que cubrir: la reproducción de modelos con gran número de detalles, pero que además tuviesen un verdadero componente racing. Así llevamos en nuestro ADN las carreras y la venta de repuesto de competición (llantas de aleación de aluminio, neumáticos ultrablandos, rodamientos, motores de 35.000 revoluciones por minuto) es una parte importante de nuestro negocio. A día de hoy vendemos en España, pero nuestro principal mercado está en la exportación llegando desde Alaska a Nueva Zelanda.

¿Qué se pueden encontrar los clientes de Avant Slot?

Vehículos de auténtico coleccionista pero que además ofrecen horas de uso satisfactorio en pista. Buenas y exclusivas reproducciones de los coches emblemáticos de las carreras emblemáticas, Le Mans, Paris – Dakar, el Campeonato del Mundo de rallys…. pero en tu casa.Las tiradas de cada coche rondan las mil unidades o menos, además se montan totalmente a mano en nuestras instalaciones de Madrid, lo que hace que sea un producto artesanal, de calidad y exclusivo.

¿Cómo pudieron acometer este proyecto? ¿Qué papel jugó Avalmadrid?

Para fabricar estos coches se necesitan de moldes de acero templado para la inyección de plástico. Cada coche necesita de entre 7 a 10 moldes para poderse fabricar, así que la inversión que hay que hacer en estos útiles y herramientas es muy alta. Ronda los 50.000€ por coche. Con Avalmadrid hemos podido financiar estas herramientas y ajustar el plazo de devolución del préstamo a la vida de estos moldes.

Dada su experiencia, ¿cree que estamos en una buena coyuntura para que las pymes inviertan?

Ahora mismo en España todavía es un momento precario para las grandes inversiones, tienen que cambiar políticas fiscales y de promoción de la empresa para que sea atractivo. Aún así, las pymes que se adapten, tengan capacidad de maniobra y cubran un sector específico, tienen una oportunidad.

Más información sobre la línea para la inversión productiva de Avalmadrid

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!