The Budders busca hacerse un hueco en la industria del cannabis: la nueva revolución verde

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Las nuevas normativas al respecto del uso terapéutico y recreativo del cannabis están abriendo una gran oportunidad de negocio a muchas empresas. Con la mira puesta en Estados Unidos, The Budders pretende ser un actor de referencia de un sector que es la nueva gallina de los huevos de oro. Y es que se prevé que el impacto económico de la industria del cannabis en Estados Unidos alcance los 77.000 millones de dólares para 2022.

Hace años quizás este reportaje no se podía escribir sin usar términos como ilegalidad, economía sumergida y otros aspectos que rodean el mercado del cannabis. Sin embargo, tanto su uso terapéutico como recreativo empiezan a ser ya una realidad en los países desarrollados.

Uruguay legalizó el cannabis en el año 2013 y Canadá hizo lo propio el año pasado. Además el uso terapéutico está despenalizado en más de 30 estados de Estados Unidos y su uso recreativo está permitido en 11.

La conclusión es clara en términos económicos: se abre un mercado con un potencial tremendo valorado en aproximadamente 300.000 millones de euros. Cifras mareantes que involucran a alrededor de 263 millones de consumidores, según refleja el informe La industria del cannabis como inversión, del bróker XTB.

The Budders quiere ser referencia en el sector del cannabis

Sin duda, el entorno es proclive para recibir agentes dentro de un sector del que ya se puede hablar sin ambages en términos empresariales. Desde España, varios emprendedores se han lanzado a la conquista de El Dorado formando The Budders, una entidad que buscará hacerse hueco en este mercado con soluciones tecnológicas y también mediante la venta online y delivery.

Miembros del equipo de The Budders.

Su principal foco estará en Estados Unidos, aunque tampoco perderán de vista a Canadá y otras regiones que mantienen posturas aperturistas a la legalización de la marihuana en sus diversos usos.

Marihuana legal, un mercado al alza

Cifras y primeros contactos con Estados Unidos Uno de los fundadores de la compañía, Miguel Martín (Co-Founder), confirma que el mercado americano de este sector tiene un volumen de negocio estimado en 17.000 millones de dólares. En los seis primeros meses del año, el índice que reúne a las principales empresas dedicadas de forma legal a esta industria, el North America Marijuana Index, se ha revalorizado un 23,8%, una subida muy superior a la del Ibex (8,33%).

Adicionalmente, un informe de la consultora Arcview sobre el mercado de la marihuana afirma que el gasto en productos cannábicos regulados legales en 2018 llegó a los 16.000 millones de dólares en Estados Unidos. Una línea creciente desde años atrás, pues la misma organización estima un crecimiento del mercado en torno al 37% anual desde 2013 y apunta a que el año pasado creció un 20%.

Sin duda, un caldo de cultivo óptimo para cualquier empresario o emprendedor, si bien este mercado, como cualquier otro, necesita de conocimientos, estrategia y visión para sacarle partido y destacar con respecto a la competencia.

Del cáñamo se aprovecha todo

Por ello, el equipo de The Budders lleva más de un año preparando su aterrizaje a Estados Unidos. Alejandro Trepat, Joan Sintes y Antonio Dianez ya han realizado su primer viaje al otro lado del Atlántico para analizar a la competencia, conocer productores y solicitar las primeras licencias. Todos ellos forman un equipo definido por su conocimiento digital y con experiencia de mercado en diferentes áreas.

En base a esta genética y a una mentalidad startapera, es de esperar que la tecnología juegue un papel específico en sus actividades comerciales.

Un objetivo ambicioso: ser el Amazon del cannabis

Uno de los grandes objetivos que se han marcado estos jóvenes empresarios es desarrollar su propio marketplace con servicio delivery dedicado a la marihuana. En principio, este que viene y con el tiempo, The Budders propone convertirse en una referencia como servicio ecommerce.

Dicho de otra manera, el reto es ser el nuevo Amazon del cannabis. Es la gran ambición del equipo de la compañía, quien ya trabaja para poder ofrecer fast delivery y shipping en dos productos (THC y CBD). Al estilo de Amazon, la plataforma también ofrecerá servicios de warehouse a las marcas y distribuidores para su servicio de delivery o shipping. El paso siguiente consistirá en aumentar el catálogo con vapeadores, cremas, envases y todo tipo de productos.

La empresa española posibilitará la compra y entrega inmediata, el pago seguro el seguimiento y tracking del envío, así como la programación de entrega y su recurrencia. Miguel Martín explica que la compañía tendrá varios modelos de monetización que no se harán públicos hasta el momento de lanzamiento.

Un B2B muy prometedor

Además de la venta directa al público, otra vía de negocio, también muy ligada a las nuevas tecnologías, será la de ofrecer soluciones a otros actores de la industria. En el segmento B2B, The Budders cree que el ámbito digital y la inteligencia tecnológica pueden tener una gran aportación a la compañía.

Su idea es lanzar una solución OnCloud para compañías cannábicas, desde productores, distribuidores, marcas o retailers para administrar la relación con los clientes, finanzas, delivery, ecommerce insights y más funcionalidades que se podrán contratar por módulos. De esta manera, cualquier operador que trabaje en el sector podrá realizar su gestión diaria de forma eficiente. La aplicación incluirá, entre otras cosas, calendario, base de datos de clientes, lista de ventas, gestión analítica, stocks y plataforma de gestión.

Aceites de cannabis

California, punto de partida

Con el proyecto en fase de desarrollo, el equipo de The Budders prevé empezar su aventura en California, donde se localizan decenas de empresas tecnológicas top y, hablando del sector, ubicación clave para el mercado del cannabis desde su legalización en el año 2016.

Esta región del oeste de Estados Unidos convirtió este proceso en el experimento de marihuana legal más grande del mundo con 39 millones de habitantes. Tras unos años y la implantación de otras compañías, Miguel Martín indica que será “como ir a pescar y comenzar por el tiburón blanco. Si somos capaces de abrirnos un hueco ahí, dominaremos el sector a nivel mundial”.

No pretenden subir a esa cima solos. Ante la dificultad del reto la organización está abierta a la llegada al negocio de los denominados inversores Smart Money, es decir, aquellos que además de aportar capital, sean capaces de ofrecer oportunidades de crecimiento, contactos y experiencia.

La inversión en el sector es posible desde hace unos años y actualmente se trata de un negocio en expansión gracias al avance de la regulación. No en vano, además de la venta de cannabis para uso terapéutico o lúdico, las posibilidades de este producto desde el punto de vista comercial son muy suculentas. Desde papel ecológico a fibras para la industria, pasando por aceites y productos cosméticos…

El negocio es tan amplio que las grandes corporaciones de la distribución, la alimentación, las bebidas, el tabaco, la biotecnología o los fertilizantes ya están tomando posiciones. “El cáñamo es el nuevo cerdo. De la planta se aprovecha todo”, subraya Martín.

 

 

 

 

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!