Telefónica congelará la cuota de abono en enero

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

texto alternativo
 

Telefónica congelará en enero el precio de la cuota de abono, conocido como alquiler de línea, tras la subida aplicada el pasado mes de julio. La compañía no prevé realizar modificaciones en la cuota en al menos la primera parte de 2014, informaron a Europa Press en fuentes del sector.

Telefónica congelará en enero el precio de la cuota de abono, conocido como alquiler de línea, tras la subida aplicada el pasado mes de julio. La compañía no prevé realizar modificaciones en la cuota en al menos la primera parte de 2014, informaron a Europa Press en fuentes del sector.

El grupo que preside César Alierta subió a mediados de año en un 2,9% el precio de la cuota de abono, que permanecía congelado desde 2008, hasta los 14,38 euros al mes (más IVA), frente a los 13,97 euros anteriores y, además, cobró con efectos retroactivos esa subida desde el pasado mes de abril.

La subida debía haber entrado en vigor en el mes de abril, pero la compañía decidió paralizarla hasta ver la evolución del IPC en el ejercicio. Finalmente, decició aplicarla desde el 1 de julio y además con carácter retroactivo. Así, en la factura que recibieron los clientes en el primer mes estival, cobró la cuota de línea de 14,38 euros más 1,23 euros (más IVA) de los atrasos correspondientes a los meses de abril, mayo y junio.

La cuota la pagan los clientes de telefonía fija y banda ancha fija de Telefónica que no tienen contratado ningún paquete de servicios como Fusión, Plazano o Tarifa Plana Hogar. Según la compañía, aproximadamente el 90% de los minutos desde el fijo que se cursan en España están sujetos a tarifas planas, de modo que las variaciones en el alquiler de línea sólo repercute en 1 de cada 10 minutos tarificados.

La ya extinta Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones -integrada actualmente en la Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia (CNMC)- aprobó a finales de 2012 una resolución por la que ratificaba la propuesta de desregular el precio del alquiler de línea y permitir así a Telefónica aumentar la cuota de abono.

En dicha resolución, la CMT determinaba que el precio de la cuota de abono «podrá ser actualizado como máximo con el IPC hasta 2016 inclusive».

La cuota de abono, conocida popularmente como alquiler de línea, era el único precio minorista que hasta ese momento continuaba estableciendo el regulador. La CMT propuso dejar de establecer cuánto costará la cuota de abono tras comprobar en un análisis del mercado minorista de acceso a la telefonía fija que la situación competitiva «ha mejorado sustancialmente, en particular, por la presión de los servicios empaquetados».

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!