Sniace quiere comprar un secadero de celulosa y volver a poner en marcha Viscocel para fibra ignífuga

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

texto alternativo
Sniace

El reinicio de Viscocel depende, sin embargo, de posibles rebajas fiscales y de las compensaciones por el céntimo verde

El plan industrial de Sniace prevé la compra de un secadero de celulosa que permitirá incrementar la producción y también volver a poner en marcha de su planta de Viscocel, actualmente parada, para la fabricación de fibra ignífuga, si bien esta segunda línea depende de que se concreten reducciones en el céntimo verde y el canon de saneamiento o se establecezcan compensaciones para asumir los costes.

Así se lo ha trasladado este martes el presidente del Grupo Sniace, Blas Mezquita, al comité de empresa, que se ha mostrado «un poco decepcionado» con la reunión por la, a su juicio, falta de detalle sobre los plazos para la vuelta a la actividad de Viscocel, los puestos de trabajo y la duración del actual Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

«No ha habido manera de arrancarle ningún tipo de compromiso», ha lamentado en declaraciones a Europa Press el secretario del comité de empresa, Antonio Portilla, quien ha subrayado la importancia del reinicio de la actividad de Viscocel para los puestos de trabajo.

Sobre el ERE, Portilla ha explicado que, por lo que ha trasladado Mezquita a los sindicatos, el ERE de seis meses podría no agotarse pero «se acercará más a los cuatro meses» que a los tres que pedía la plantilla.

EL PLAN, «UN PASO IMPORTANTE SI SE CUMPLE EN SU TOTALIDAD»

En relación al plan industrial presentado por Mezquita, basado en la compra y puesta en marcha del secadero en aproximadamente un año y en la vuelta a la actividad de Viscocel, el comité lo ve como «un paso importante» para dar futuro a Sniace, aunque, a su juicio, lo será «si se cumple en su totalidad».

En este sentido, han insistido en los «interrogantes» planteados por Mezquita sobre la puesta en marcha de nuevo de Viscocel ya que esto depende de si hay una rebaja del céntimo verde y del canon de saneamiento y de las posibles compensaciones, algo en lo que aún no se ha pronunciado el Ejecutivo regional.

De hecho, Mezquita ha insistido en que Viscocel no se pondrá en marcha hasta conocer qué ocurrirá con la posible rebaja del 'céntimo verde' y del canon de saneamiento o el montante de las compensaciones, incluso si el stock de fibra existente se llegase a acabar.

En relación a las compensaciones, Portilla ha señalado que, según lo trasladado por Mezquita en la reunión, Sniace no cree que las éstas vayan a cubrir «la totalidad» del impacto del céntimo verde, cifrado en 10 millones de euros.

De hecho, Mezquita ha informado a los representantes de los trabajadores de que Sniace tendrá que pagar 600.000 euros por la parte del céntimo verde correspondiente a enero que grava el consumo de gas.

A esto habrá que sumarle la parte del céntimo verde relativa a la producción de energía que, a diferencia de la anterior, no se cobra mensualmente.

Con esta situación, Portilla ve «bastante convencido» a Mezquita sobre la compra del secadero –una actuación en la que se está ultimando su financiación– ve «mucho más difícil» la vuelta a la actividad de Viscocel, pues es una planta actualmente parada y depende de la decisión de la Administración.

En relación a las gestiones que se están realizando con ésta, Mezquita se ha mostrado «optimista» y ha afirmado que «van por buen camino», si bien cree que es «pronto» para concretar algo.

SIN FECHA PARA UNA NUEVA REUNIÓN

Por otra parte, el comité la «mucha insistencia» del comité en todo lo relativo a la duración del ERE y al futuro de los trabajadores actualmente en desempleo ha provocado que Mezquita se marchara «un poco cabreado» del encuentro, en el que no se ha fijado fecha para otro nuevo contacto, aunque se ha quedado en que ambas partes vuelvan a reunirse.

Coincidiendo con la reunión entre el comité de empresa y Mezquita, que ha durado casi tres horas, desde las 10.30 a las 13.10 aproximadamente, cerca de 200 trabajadores se han concentrado en la portería principal del complejo industrial de Snice, según ha explicado Portilla.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!