Empresa familiar: 10 pasos para salir reforzados de esta crisis

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Manuel Bermejo, Profesor IE Business School y presidente en The Family Advisory Board, también autor de La familia empresaria (LID) nos regala un decálogo para que las empresas familiares puedan salir airosos de la crisis del Covid.

El impacto del tsunami de la pandemia global creada por el CoVid19 va a poner en riesgo a muchas empresas familiares, un tremendo riesgo para nuestra economía. Es por ello que queremos brindar nuestro apoyo al ecosistema de familias empresarias facilitando este decálogo a modo de plan de salida de la crisis:

>Hay que tener un fuerte liderazgo y mentalidad fuerte para abordar esta insólita crisis. Los líderes de las empresas familiares deben asumir que también hay que cuidar al cuidador. Por tanto, no pues ahora van a ser especialmente necesarias ante la incertidumbre que nos rodea. Se necesitan líderes con humildad.
 

>La caja hoy es clave. Se debe ser tener un escenario claro de la liquidez disponible y hacer un uso extremadamente cuidadoso. Ahora bien, este proceso hay que hacerlo con perspectiva. Tras la tempestad volverá la calma.
 

>El hombre propone y el virus dispone, pero… Hay que construir una previsión para el cierre del ejercicio 2020. Sobre ese escenario base, empezar a definir planes de contingencia en función de cómo se vaya produciendo el desconfinamiento y qué impacto va generando en nuestra actividad.
 

>Repensar la estrategia corporativa para salir refortalecidos de esta crisis con espíritu “darwinista” para adaptarnos a una realidad que va a ser diferente a la que vivíamos en los plácidos días de arranque de marzo 2020.
 

>La gobernanza corporativa también debe jugar un papel muy relevante  evolucionando para dar respuestas a interrogantes que hoy son clave: ¿Hemos tomado decisiones inteligentes para velar por la viabilidad en el largo plazo de nuestras compañías?  ¿Tenemos un buen sistema de mapeo de riesgos y sus pertinentes planes de contingencia? ¿Tenemos desarrollados procesos de gestión de crisis? ¿Contamos con planes de sucesión de directivos clave incluido por supuesto el primer ejecutivo?
 

¿Un nuevo modelo de negocio?

>Repensar nuestro modelo de negocio: Parece, por ejemplo, evidente que tendremos que avanzar en procesos como la digitalización y la robotización para ser competitivos y presentarnos al mercado con propuestas de valor atractivas para nuestros clientes.
 

>Organización y gestión de personas: El teletrabajo vino para quedarse pero, además, hay que pensar en construir organizaciones muy flexibles para soportar fuertes tensiones que debemos aprender nos van a impactar cada cierto tiempo.
 

Objetivos para 2020

>Revisar el Plan Estratégico Familiar. Sugiero que cada familia empresaria de respuesta a cuestiones críticas para su futuro como ¿Qué tipo de familia empresaria queremos ser después del CoVid19? ¿Cómo favorecer desde la familia la necesaria competitividad de nuestros negocios? ¿Deberíamos diversificar nuestras fuentes de ingresos? ¿Cuál es nuestro propósito que nos debe conectar mejor con los desafíos de la sociedad? ¿Hemos sabido construir un patrimonio que nos pueda proteger en circunstancias tan complejas como las que estamos viviendo? ¿Cómo hacer avanzar de manera sostenida y estratégica esa acción filantrópica que se ha desbordado estos días?
 

Apoyarse en las distintas generaciones

>Promover la colaboración multigeneracional. Esta crisis nos tiene que hacer ver que para salir adelante vamos a necesitar todo el talento que aglutinemos en la familia.
 

>Reforzar el Consejo de Familia: En estos momentos, la cohesión familiar es más necesaria que nunca y  se va a poner a prueba cuando, tal vez, tengamos que revisar la política de dividendos por el efecto del CoVid19 en la liquidez . Tiene todo el sentido establecer un comité de crisis del Consejo de Familia para ir compartiendo con todos los integrantes de la familia cómo se está gestionando esta situación y cómo nos puede afectar.


«Para concluir permítanme poner énfasis en la extraordinaria relevancia de la anhelada continuidad transgeneracional de las empresas familiares. Un objetivo bueno para las empresas, pero también trascendental para construir una España y un mundo mejor. Allá donde hay buenas familias empresarias con sólidos valores y negocios competitivos se generará empleo, riqueza y bienestar y habrá, por tanto, una sociedad mejor, más libre y con más oportunidades», concluye Bermejo.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!