Pimec celebra la segunda fase de la reforma laboral, pero la ve de «poco calado»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Pimec ha valorado positivamente el Real Decreto-ley de medidas para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores que ha aprobado el Gobierno central y que pone en marcha un conjunto de medidas para profundizar en algunos aspectos que la reforma laboral no había abordado inicialmente, si bien ha considerado que estas medidas son de «poco calado».

Pimec ha valorado positivamente el Real Decreto-ley de medidas para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores que ha aprobado el Gobierno central y que pone en marcha un conjunto de medidas para profundizar en algunos aspectos que la reforma laboral no había abordado inicialmente, si bien ha considerado que estas medidas son de «poco calado».

En cuanto al contrato a tiempo parcial, la patronal catalana ha indicado que su uso en España siempre ha estado por debajo de la media europea, por lo que celebra que el Gobierno haya establecido un nuevo régimen de horas complementarias, lo que permitirá mayor flexibilidad según las necesidades de producción de la empresa, ha defendido en un comunicado este martes.

Respecto a la burocracia administrativa, ha recordado que el Gobierno quiere simplificar y reducir a cuatro las modalidades contractuales a través de un portal virtual que debe facilitar la elaboración de los contratos, así como unificar en un solo texto normativo todas las bonificaciones e incentivos existentes.

Pese a estos cambios, Pimec cree que son insuficientes para solucionar la dualidad en el mercado de trabajo, ya que continúa habiendo diferencias en la protección y los costes entre los trabajadores fijos y los temporales, sobre todo, en cuanto a la cantidad de la indemnización por extinción de contrato.

La patronal catalana ha ahondado en que el problema se ha visto agraviado para las empresas de 25 trabajadores recientemente, ya que el Gobierno eliminó hace unos días y «sin pactarlo con los agentes sociales» la aportación del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) en caso de despido objetivo a partir de 2014.

Asimismo, Pimec ha sostenido que los primeros pronunciamientos judiciales interpretando la reforma laboral están provocando problemas de seguridad jurídica porque son partidarios de mantener las condiciones laborales del convenio aunque esté vencido.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!
Volver arriba

¡Suscríbete a nuestra revista!