Moody's baja la calificación de Telecom Italia a 'bono basura'

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

La firma italiana responde a la agencia que es «sólida» tanto financiera como industrialmente

La firma italiana responde a la agencia que es «sólida» tanto financiera como industrialmente

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

La agencia de calificación Moody's ha bajado un escalón el rating de Telecom Italia desde a 'Baa3' –calidad aceptable– a 'Ba1' –primer escalón del grado de especulación, también conocido con 'bono basura'– tras el anuncio de dimisión del expresidente y consejero delegado de la multinacional italiana Franco Bernabè la pasada semana y debido a la «incapacidad» de la firma para fortalecer su balance.

El analista de Moody's Carlos Winzer ha señalado que la compañía ha rebajado la calificación de Telecom Italia tras la renuncia de su consejero delegado, que ha incrementado la incertidumbre sobre la capacidad de la compañía para fortalecer lo suficiente su balance como para mitigar la tendencia a la baja en sus ingresos y beneficio bruto de explotación (Ebitda) nacionales.

Tras la rebaja de Moody's, Telecom Italia ha destacado que el grupo es «sólido», tanto industrial como financieramente, tal y como demuestra su generación de flujo de caja (expresado como la diferencia entre el margen bruto de explotación y las inversiones) de 32.000 millones de euros en los últimos cinco años. Además, la firma ha recalcado que su plan persigue una gestión «prudente» del riesgo financiero y que el desapalancamiento es una de sus prioridades.

El grupo italiano ha respondido así a Moody's, que ha indicado que, en su opinión, la dimisión de Bernabè se produjo tras la falta de apoyo de los accionistas a su propuesta para llevar a cabo una ampliación de capital con la que fortalecer el balance de la empresa.

«Como resultado de ello, una mejora en la calidad de crédito de Telecom Italia ya no parece probable», ha señalado Moody's. La agencia ha explicado que el resto de opciones para fortalecer el crédito, como son los planes operativos o de capital, aspectos regulatorios, estrategias financieras o de ventas de activos, requieren de tiempo para poner en práctica.

El pasado 3 de octubre, tras la renuncia de Bernabè, el consejo de administración, liderado por el vicepresidente de la firma, Aldo Minucci, puso en marcha el proceso para designar a un nuevo presidente. Hasta esa elección, en cumplimiento del plan de sucesión de Telecom Italia, las atribuciones asignadas a Bernabé han sido otorgadas «provisionalmente» al director operativo, Marco Patuano.

Para Moody's, la compañía se enfrenta a incertidumbres hasta que el nuevo consejero delegado valore sus opciones y comience a cumplir con la nueva estrategia. Moody's ha indicado que como resultado de esto Telecom Italia tendrá que «luchar» por lograr su objetivo de situar su deuda financiera por debajo de los 27.000 millones de euros a finales de año.

Por su parte, Telecom Italia ha explicado que en los últimos cinco años ha reducido su posición financiera neta en 7.600 millones de euros, mientras que la inversión en los países en los que opera ha ascendido a 25.000 millones de euros.

TELECOM ITALIA DESTACA SU GESTIÓN PRUDENTE DEL RIESGO FINANCIERO

«El desapalancamiento ha sido siempre, y seguirá siendo, una prioridad para Telecom Italia, como parte de su plan del desarrollo sostenible de sus actividades industriales», ha indicado la firma italiana, que ha añadido que a lo largo de los años ha perseguido una gestión «prudente» del riesgo financiero, con un margen de liquidez de unos 12.800 millones a finales de junio.

Asimismo, la compañía ha querido reiterar que su rentabilidad se mantiene en los niveles más altos del sector siendo del 38,9% para todo el grupo y del 48,7% sobre sus actividades en el mercado nacional.

La agencia de calificación puso en revisión la deuda de Telecom Italia para una posible rebaja de su rating el pasado 8 de agosto debido principalmente al deterioro de sus ingresos y de su Ebitda locales como resultado del empeoramiento de la economía, el aumento del desempleo, los efectos regulatorios adversos y el aumento en la competencia en Italia.

La revisión incluía una alta probabilidad de rebaja si la empresa fracasaba con sus ambiciosos planes para reducir la deuda y mejorar los indicadores financieros para finales de año.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!