Los trabajadores de Isofotón y la empresa firman el acuerdo del ERE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Lo empleados señalan que, «desgraciadamente, se trata de la crónica de una muerte anunciada»

Los representantes de los trabajadores de Isofotón, los abogados de la compañía y los administradores concursales han firmado este lunes el acuerdo al que llegaron sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que contempla el despido el próximo mes de enero de los 297 empleados que quedan en la fábrica de paneles solares por causas económicas y con la indemnización mínima que marca la ley.

Tras el preacuerdo al que llegaron los representantes sindicales de los trabajadores con los abogados de la empresa y los administradores concursales y que fue ratificado el pasado jueves en asamblea por la plantilla, se ha suscrito este lunes el documento definitivo.

Por otra parte, este viernes se llevará a cabo la firma de la solicitud del acuerdo del ERE entre todas las partes ante el Juzgado de lo Mercantil número 2, que lleva el concurso de acreedores.

Para esta firma, no obstante, cada trabajador adscrito al expediente deberá tener abonados los 645 euros acordados –Salario Mínimo Interprofesional (SMI)– o, al menos, un comprobante de que se está tramitando el ingreso.

El delegado sindical de CCOO en Isofotón, Juan Carlos Martín, ha reconocido que, «desgraciadamente, se trata de la crónica de una muerte anunciada». «La plantilla estaba ya con los brazos caídos y con ganas de terminar porque es un calvario que comenzamos en 2009 y que termina ahora con el cierre total de la planta», ha señalado.

La idea es que a partir del 14 de enero únicamente sigan en la empresa unos 20 trabajadores, aunque solo hasta final de mes para realizar las tareas de contabilidad, mantenimiento e inventariado necesarias para ejecutar el cierre definitivo, ha indicado Martín. Además, junto a estos empleados, se quedaría también el representante sindical, que estaría encargado de vigilar que el proceso se lleva a cabo según lo acordado.

En cuanto a las indemnizaciones, se establecen según el mínimo fijado por la ley, es decir, a razón de 20 días para cada uno por año trabajado con el tope de 12 mensualidades. Mientras que la liquidación de los sueldos adeudados a los empleados –a cada uno de los cuales se les debe una media de 9.000 euros– será de hasta 6.000 euros con el límite de 120 días.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!