Iberdrola suma provisiones por 1.583 millones por el deterioro de valor de sus negocios en EEUU

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

texto alternativo
 

Iberdrola ha acumulado provisiones por un total de 1.943 millones de euros en el ejercicio 2013, de los que la mayor parte, 1.583 millones, proceden del deterioro de su negocio en Estados Unidos provocado por las incertidumbres asociadas al negocio de renovables y al nuevo escenario energético por la irrupción del 'shale gas'.

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

Iberdrola ha acumulado provisiones por un total de 1.943 millones de euros en el ejercicio 2013, de los que la mayor parte, 1.583 millones, proceden del deterioro de su negocio en Estados Unidos provocado por las incertidumbres asociadas al negocio de renovables y al nuevo escenario energético por la irrupción del 'shale gas'.

En el informe de auditoría anual, Iberdrola explica que la mayor parte de las provisiones proceden del saneamiento de los costes de promoción relacionados con los proyectos de renovables. La probabilidad de éxito de su cartera se ha revisado debido a la aparición del 'shale gas', señala.

Esta circunstancia ha obligado a la compañía española a ajustar el valor de estos proyectos conforme a las estimaciones de crecimiento más bajas, lo que ha tenido un impacto de 511 millones, así como el valor de los activos existentes tanto en Estados Unidos como en Canadá, por valor de otros 1.072 millones.

La compañía ha efectuado varios test de deterioro, tras los cuales ha contabilizado una corrección del valor de su negocio en Estados Unidos por 628 millones. Esta revisión afecta a la participada al 100% Iberdrola Finance UK, desde la que a su vez se controlan las sociedades Iberdrola Renewables, Iberdrola Canada Energy Services e Iberdrola Energy Holding.

El escenario en Norteamérica, donde el 'shale gas' está provocando una auténtica revolución energética, ha hecho que Iberdrola revise sus planes de inversión en la región y, en especial, las actividades relacionadas con las renovables en Estados Unidos y con el almacenamiento de gas en Canadá.

A la vista de la caída del precio de la electricidad provocada por los nuevos hidrocarburos no convencionales, la compañía «ha decidido adecuar su cartera de proyectos eólicos al nuevo escenario previsible de desarrollo, paralizando una serie de proyectos de construcción y revisando a la baja las probabilidades de éxito de los proyectos que va a mantener».

PROYECTOS DE GAS PARALIZADOS.

Además, y ante las perspectivas de mantenimiento en el largo plazo de bajos márgenes de almacenamiento de gas, ha decidido «paralizar el desarrollo de sus proyectos de construcción de instalaciones de almacenamiento de gas mientras que dicho escenario no cambie sustancialmente», afirma.

Estas circunstancias animaron a la empresa a realizar unos test de deterioro entre el pasado 30 de junio y 30 de septiembre, tras los que ha asumido unas tasas de descuento del valor de los proyectos del 7,84% antes de impuestos para las renovables y del 6,05% para los almacenamientos del gas.

Por otro lado, la compañía también ha realizado un test a su participación en Gamesa, también el correspondiente a ejercicios anteriores, tras lo que se ha apuntado un deterioro por valor de 60 millones de euros.

En cuanto al real decreto ley de julio del año pasado sobre la reforme energética, el 9/2013, Iberdrola se ha apuntado otro deterioro contable por 64,9 millones de euros por el efecto de la norma sobre su negocio de renovables.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!