Guía para recuperar la economía y empresas después de esta crisis

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Durante estos últimos meses, junto a las palabras pandemia y coronavirus, existen otras que, a pesar de estar como en el telón de fondo, se escuchan con igual fuerza. Estamos hablando de economía y empresas. Y es que la COVID-19 ha llegado y se ha hecho notar en todos los ámbitos. Hacía muchos años e incluso décadas que el globo terráqueo no se veía azotado de igual forma, en los cuatro puntos cardinales, por ninguna situación.

La salud es lo primero, de eso no cabe duda. No obstante, otro de los ámbitos que se ha visto gravemente afectado ha sido el sector económico.

Por eso, hoy presentamos esta guía de economía y empresas tras la COVID-19.

Guía de economía y empresas tras la COVID-19

La llegada inesperada del coronavirus ha tocado a todos los ámbitos por igual. No hay ninguno de ellos que no se haya visto afectado. Vamos a nombrar una serie de consejos para tratar de reflotar a las empresas y sociedades que se han visto afectadas por las consecuencias directas e indirectas de la pandemia.

Visto que la salud es lo primero, con la reapertura de los negocios, se han de tomar todas las medidas de precaución necesarias para garantizar la salud, tanto la de los clientes como la propia. Para ello, se seguirán las pautas y directrices marcadas por el gobierno y por la Organización Mundial de la Salud. Estamos hablando de responsabilidad, respeto y civismo.

Otro de los ámbitos importantes a considerar será la creación de una base segura. Es ahora el momento de volver a crear cimientos sólidos, preparados para resistir una posible segunda oleada, y que esta vez sí, estemos preparados. Para ello, el tiempo no juega a nuestro favor, pero todo es posible Por tanto, aprender, formarse, mirar la vida a través de otros ojos será necesario. Si se olvida lo ocurrido y el mercado se centra únicamente en recuperar lo perdido, volveremos a darnos de bruces con la realidad.

Es imposible hablar de aprendizaje y no hablar de innovación. Este binomio es absolutamente imprescindible y todas las empresas han de actuar acorde a él.

Innovación para lograr empresas competitivas

Las crisis, como su propio nombre indica, son periodos de carencias y dificultades, se trata de la cara A de la moneda. Una moneda que tiene dos caras, por eso también tenemos que hablar de las oportunidades que van a florecer gracias al coronavirus en todos los ámbitos; en el tejido empresarial también son muchas las oportunidades que renacerán estos meses posteriores a la mayor pandemia que ha azotado el mundo en pleno siglo XXI, cuando la sociedad se creía invencible.

Otro aspecto esencial dentro de la innovación es la reestructuración. Uno de los principios del Feng Shui, que aunque nada tiene que ver con economía, al menos aparentemente, es dejar salir lo viejo para que pueda entrar lo nuevo. Es hora de replantearse desde la forma de trabajar, los trabajadores y trabajadoras, el plan de publicidad, las ventas, etc. 

Reestructuración de la economía de la empresa

Las estrategias de innovación son sinónimos de reestructuración. Desde los pilares fundamentales de las empresas hasta de aquellos aspectos más superfluos. Todo, absolutamente todo, se ha de poner encima de la mesa y conjeturar las distintas hipótesis de mejora, bien porque la anterior forma de hacer ya no es válida, porque no sea aceptada por los clientes, o porque se requieran medidas nuevas para garantizar la salud. Sea cual sea el motivo, se han de plantear medidas básicas que otorguen una nueva marca reforzada y fortalecida. En definitiva, empresas competitivas.

Esta vez la crisis ha azotado a nivel mundial. Todos los mercados, sin excepción, están tocados o hundidos, por lo que hay que tener presente dicha situación, es decir, no hay mercados que no presenten grietas, mercados que se hayan visto libres de coronavirus. Esta vez no, la COVID-19 llegó para todos por igual, sin distinción de ninguna índole.

recuperación-tras-el-Covid

Evaluación de ingresos y gastos

La economía de la empresa depende, en gran medida, de la reestructuración empresarial. Se pondrán en tela de juicio los ingresos y gastos. Crear un colchón financiero será indispensable para que la empresa se encuentre en condiciones de hacer frente a posibles caídas, como la ocasionada por el coronavirus.

Recursos humanos

Es un valor esencial que a veces se desmerece y parece que en el mundo online careciera de importancia o se le restara valor. La tecnología es vital e imprescindible en el siglo que nos ha tocado vivir, pero, de la misma forma, lo es el factor humano. Son piezas de un mismo puzle, ambos son complementarios y necesarios para que un negocio pueda resurgir con fuerza y recuperarse de las caídas, en este caso, de la gran pérdida ocasionada por la COVID-19.

Comunicación y presencia online

Si de algo se ha hecho eco esta pandemia es de que las cosas pueden ser muy diferentes, de hecho, más pronto que tarde, empresas, instituciones educativas, sociedades, etc. se vieron forzadas a cambiar el modelo de negocio. Algunos nadaban como pez en el agua, otros aún siguen dando tropiezos con la misma piedra, es lo que tiene el aprendizaje, que requiere de tiempo, y eso es precisamente lo que el coronavirus no ha dejado. Llegó avisando, es cierto; quizás éramos nosotros los que no queríamos o ni siquiera podíamos imaginar que aquellas noticias que se escuchaban del lejano oriente en los inicios y, posteriormente, en la vecina Italia, iba a llegar de la manera que llegó a nuestro país.

Los que ya estaban en el mundo online, aprovecharon para poder desarrollar su negocio; y los que no, tuvieron que tomar una dura decisión: abandonar y dejarse ir a la deriva o subirse al barco. Esta última opción es la que hace que todo tipo de empresas se reinventen y ofrezcan sus servicios y productos desde la seguridad de la casa: estamos hablando de internet.

En definitiva, con esta guía de consejos pretendemos ofrecer luz en la oscuridad y que la economía y empresas vuelvan a restituirse. Estos consejos ayudarán a sacar a flote a aquellas empresas que siguen luchando por recomponerse y resurgir como el ave fénix. Empresas nuevas, fuertes, coherentes, sostenibles, dinámicas, enérgicas, afines, etc., en definitiva, compañías, sociedades y riquezas propias del siglo XXI.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!