Gran parte de las empresas del Ibex practica el intraemprendimiento

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

El emprendimiento interno o el intraemprendimiento es un concepto muy de actualidad y arraigo en las grandes empresas españolas. Según ha confirmado el Santander, el 84% de las organizaciones del Ibex promueve o practica el emprendimiento corporativo y además lo hace desde al menos 10 años en el 80% de los casos.

Son conclusiones extraídas del II Informe sobre Emprendimiento Corporativo en España: ´Enseñando a bailar a los elefantes como gacelas´, un estudio que conjuga rigor académico con datos procedentes de encuestas a directivos de 58 grandes empresas que representan en conjunto más del 65% de la capitalización del Ibex-35.

Además de aportar datos, el informe señala recomendaciones, herramientas y buenas prácticas que sirven de base para que otras empresas de menor tamaño para potenciar la cultura del emprendimiento corporativo como clave de crecimiento e innovación.

La presentación virtual del informe contó con una mesa redonda en la que participaron Marcelino Oreja, CEO de Enagás; Óscar Martín, CEO de Ecoembes; José Antonio Arias, CIO de MAPFRE; Jaime Martín, Director Corporativo y de Tecnología y Corporate Venturing de Repsol; Rafael Fernández García, director de Innovación de Ferrovial; e Irene Gómez, directora de Innovación abierta conectada en Telefónica.

El intraemprendimiento más estratégico

El informe revela que el emprendimiento corporativo en España ha pasado de ser una realidad desconocida en las grandes empresas a convertirse en un tema estratégico. El 84% de las organizaciones encuestadas promueve activamente el emprendimiento corporativo, aunque cerca del 80% reconoce que lleva menos de diez años incentivando estos procesos, lo que indica que se trata de un fenómeno relativamente nuevo.

Este crecimiento se refleja también en el número de corporaciones que han decidido apostar por la innovación abierta (entendida como fórmulas de colaboración con startups y emprendedores independientes), que ha pasado de un 23% en 2017 a superar el 78% en la actualidad. Ante un escenario cada vez más cambiante y competitivo, las grandes empresas han visto en el emprendimiento corporativo una vía para adoptar los exitosos modelos de innovación de las startups, y cada vez se tienden más puentes con ellas o se promueve el espíritu emprendedor de sus propios trabajadores.

Objetivos y herramientas empleadas

En cuanto a las metas que persiguen la mayoría de las empresas cuando incorporan programas de emprendimiento corporativo, destacan innovación continua (90%) y el rejuvenecimiento de la cultura de la organización (92%), mientras que la búsqueda de innovación disruptiva es un objetivo presente pero menos extendido (en torno al 60%).

La herramienta más extendida para fomentar el emprendimiento corporativo son los eventos (70%), probablemente por su menor complejidad, mientras que los instrumentos más sofisticados como las incubadoras corporativas y los fondos de Corporate Venture Capital tienen una extensión más limitada (46% y 41%, respectivamente) aunque superior a la registrada en el primer Informe (27% y 32%, respectivamente).

emprendimiento corporativo

En cuanto al modelo organizativo, alrededor del 70% opta por una estructura centralizada y posee al menos un empleado a tiempo completo dedicado a gestionar esta actividad. No obstante, pese al consenso en torno  a la importancia del emprendimiento corporativo y a que el 87% de los encuestados afirma que crecerá en los próximos años en su empresa, son pocas las corporaciones que le dan el mismo peso en el organigrama que a otras actividades estratégicas: sólo el 40% de los responsables de estas áreas forma parte del comité de dirección y apenas el 5% tiene dedicación exclusiva.

Conclusiones y recomendaciones

A pesar de los incrementos significativos, los últimos datos sobre intraemprendimiento en España siguen poniendo de manifiesto la distancia existente con otros países de nuestro entorno. Así, el Informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM), en el que también colaboran promotores y autores de este informe, indica que la capacidad de activar a los trabajadores en procesos que generen nuevos modelos de negocios o nuevas líneas de producto o servicio atañe a sólo el 2% de las empresas analizadas, muy por debajo de la media europea o de las cifras de Estados Unidos, con un 5% y 8% respectivamente.

Es por ello que los autores subrayan la necesidad de seguir trabajando en esta línea y brindan una serie de recomendaciones para que la apuesta por este fenómeno sea más estructurada. Por ejemplo, controlar la impaciencia por obtener resultados en el corto plazo, crear sandboxes o espacios de experimentación libres de burocracia empresarial para estas iniciativas o que los responsables de esta área estén presentes en los máximos órganos de gobierno.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!