Freixenet augura que la campaña de Navidad "no irá muy bien" por la crisis

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Freixenet augura que la campaña de Navidad "no irá muy bien" en España por la crisis y los cambios en los hábitos de compra del consumidor, que se fija mucho más en el precio de los productos y los adquiere de forma más racional y controlada.

SANT SADURNÍ D'ANOIA (BARCELONA), 4 (EUROPA PRESS)

Freixenet augura que la campaña de Navidad "no irá muy bien" en España por la crisis y los cambios en los hábitos de compra del consumidor, que se fija mucho más en el precio de los productos y los adquiere de forma más racional y controlada.

Así lo ha dicho en un encuentro con la prensa en las cavas de Freixenet en Sant Sadurní d'Anoia el director de comunicación de Freixenet, Pere Bonet, quien ha indicado que la campaña de Navidad supone un 40% de la facturación del grupo en España.

En concreto, el impacto de las fiestas navideñas es mayor o menor en función del producto, ya que en el caso de Freixenet Carta Nevada la campaña de Navidad supone el 45% de sus ventas, mientras que en otros espumosos el impacto es de un 10%.

También influye el auge de la marca blanca, que tiene una cuota de mercado del 34% en España actualmente, lo que impide que marcas como Freixenet puedan subir los precios de sus productos a pesar de que suba el coste de la uva, como ha pasado este año al ser la vendimia un 30% inferior a la del año pasado.

A nivel de Grupo, Freixenet prevé finalizar el año en torno a los 500 millones de euros de facturación, ligeramente por encima de la cifra de negocio del año pasado, que superó los 480 millones de euros.

Sin embargo, Bonet ha sostenido que la coyuntura actual es "muy difícil", si bien el grupo no ha despedido a nadie desde 2008, el inicio de la crisis, y ha seguido inmerso en la internacionalización, ya que hace 50 años que exporta.

INTERNACIONALIZACIÓN

Freixenet está presente en 142 países: "No renunciamos a ningún mercado, ni al chino, donde todavía no nos hacen caso. Queremos estar en todos los sitios para ser un vino universal", ha asegurado Bonet.

Por mercados, Alemania (40 millones de botellas vendidas) es por delante de España (unos 30 millones) el primero en importancia, si bien también destaca la evolución de algunos países como Japón (2,3 millones de botellas, un 117,% más que el año pasado) y Francia, donde la compra de unas cavas en Burdeos les ha ayudado a vender 3,5 millones de botellas al hacerse con su red comercial.

También destaca el comportamiento de Brasil, donde han vendido más de un millón de botellas, mientras que las ventas son reducidas en los países árabes, donde no ayuda la situación de inestabilidad política actual.

Las cavas de Freixenet en Sant Sadurní d'Anoia tienen una capacidad de 140 millones de botellas, aunque la media de producción se sitúa entre los 80 y los 100 millones, y se exporta el 80%.

Los vinos y espumosos del grupo presidido por Josep Lluís Bonet tienen prestigio internacional, como el Malvasia 2001 y el Cordón Negro Reserva de Freixenet, que han sido premiados con el oro en el Japan Wine Challenge 2012, mientras que el Casa Sala Vintage 2005 también ha recibido esta calificación de la mano de la Academia Internacional del Vino Mundus Vini.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!