La gestión del desperdicio alimentario como elemento vertebrador de la estrategia de Mercadona

.

La Asociación Española de Fabricantes y Distribuidores (AECOC) ha organizado la Semana contra el desperdicio alimentario a la que se han unido nombres propios del sector retail como Mercadona. La empresa liderada por Juan Roig está tratando de atacar esta problemática desde una serie de acciones concretas y una perspectiva que encaja a la perfección con su estrategia de sostenibilidad.

Suena paradójico, pero el aumento del hambre en el mundo se está produciendo en un entorno de alto desperdicio alimentario. Este fenómeno representa un desafío global importante porque además de afectar a las personas, también tiene implicaciones sobre el medio ambiente y la economía.

Los datos que presenta Naciones Unidas requieren abordar del problema de manera rigurosa y colaborativa, ya que, a nivel mundial, más del 13% de los alimentos producidos se pierde entre la cosecha y la venta al por menor. Además, el desperdicio representa el 38% del uso total de la energía empleada en el sistema alimentario mundial.

mercadona se una a la semana contra el desperdicio

 

A nivel nacional, la cifra de desperdicio alimentario supera los 1.200 millones de kilos o litros, según los datos que aporta el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. España está logrando reducir esta cifra poco a poco, pero este volumen sigue siendo elevado y se requiere más concienciación y acción por parte de los agentes implicados.

En este reto, el retail tiene un rol capital, ya que es el nexo entre la producción y el consumo. El compromiso de Mercadona y las herramientas que dispone para atajar el problema del desperdicio le convierten en uno de los referentes en esta reducción del desperdicio que está logrando España.

La compañía liderada por Juan Roig se ha unido a la sexta Semana contra el desperdicio alimentario que organiza la Asociación Española de Fabricantes y Distribuidores (AECOC). El evento tiene lugar en la última semana del mes de septiembre y supone un punto de encuentro para todos aquellos que quieran avanzar en un modelo de crecimiento sostenible.

¿Qué hace Mercadona para combatir el desperdicio alimentario?

Mercadona tiene claro que el retail debe ser parte de la solución al problema si se actúa con responsabilidad y liderazgo. En este sentido, está aprovechando todos sus desarrollos informáticos del llamado Modelo de Gestión Total para controlar el stock en tiempo real y el flujo de mercancías entre sus tiendas y sus proveedores.

Además de buscar eficiencia y rentabilidad al negocio, la tecnología de Mercadona analiza los patrones de consumo de los supermercados para ajustar pedidos y minimizar el desperdicio alimentario. La regulación del sobrestock es una de las varias acciones que lleva a cabo Mercadona.

En materia de precios, la organización ajusta periódicamente el coste de los productos cuya fecha de caducidad esté próxima. Dada la infinidad de referencias que gestiona la compañía, se hace indispensable contar con recursos adecuados para controlar esta información y hacer los cambios necesarios para fomentar la venta de los excedentes de productos frescos.

No hay que confundir este método con la aplicación de ofertas y promociones, ya que Mercadona no trabaja en esta línea y sí en favorecer un consumo responsable y ayudar a ajustar la compra a las necesidades reales de los hogares.

Por otro lado, la líder de la distribución alimentaria en España destaca en el ámbito de las donaciones de comida a entidades sociales. Una forma de reducir el desperdicio es donar los excedentes no vendidos y que son perfectamente aptos para el consumo a organizaciones sin ánimo de lucro como los Bancos de Alimentos. En la actualidad, Mercadona colabora con más de 650 instituciones de este tipo en España y Portugal.

Para aquellos productos que ya no son aptos para la venta ni para la donación, la empresa tiene suscritos acuerdos con gestores autorizados para transformar estos residuos en comida animal, abono o energía. De este modo, se cubren varias vertientes para avanzar en el modelo de economía sostenible que demanda la situación actual.

donaciones de alimentos de mercadona en el primer semestre de 2023

De la gestión del desperdicio a un compromiso social firme

No es que Mercadona articule su estrategia social desde su gestión del desperdicio alimentario, sin embargo, sí está unida una cosa con la otra. Y es que gracias a las donaciones de la compañía de supermercados físicos y de venta online se están beneficiando muchas personas en situación de riesgo.

A lo largo del primer semestre de 2023, la organización ha donado más de 10.500 toneladas de productos de primera necesidad, el equivalente a 174.200 carros de la compra, y ha ampliado la red de entidades sociales con las que colabora, tanto en España como en Portugal. Desde enero a junio, ha sumado 140 nuevas entidades sociales, lo que ha mejorado considerablemente la vertebración de la ayuda que ofrece la compañía.

Por otro lado, Mercadona apoya otras iniciativas organizadas por los Bancos de Alimentos de España y Portugal, como la “Gran Recogida” o las “Operaciones Kilo” en las que colabora mediante donación monetaria en la caja, facilitando sus recursos humanos y logísticos. De hecho, en la última Operación Kilo en la que participó, la compañía puso a disposición de los Bancos de Alimentos 1.619 tiendas.

Una relación parecida entre el desperdicio y el compromiso social es la que se observa con la apuesta por la economía circular. Darle una segunda a los productos y valorizarlos encaja con la política que está llevando Mercadona durante los últimos años.

Alimentos y todos los residuos que se generan en todo el ciclo productivo se gestionan con agentes autorizados. En el año 2022, la tasa de valorización total de la empresa alcanzó el 80% frente al 79% del ejercicio anterior. Esta filosofía tiene un retorno directo en la eficacia de las actividades de Mercadona y en su acción de defensa del medio ambiente.

Cabe destacar estos vínculos para entender que la Estrategia de Sostenibilidad de la compañía es integral y cuyo diseño persigue el propósito de “construir una empresa que la sociedad quiera que exista y sienta orgullo de ella”.

Estos días se está celebrando el octavo aniversario de la aprobación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible por parte de Naciones Unidas y Mercadona puede presumir de todos sus logros gracias a su alineación con la Agenda 2030.


normativa actual sobre el desperdicio alimentario

Las acciones de Mercadona se alinean con la normativa actual sobre el desperdicio alimentario 

Las actuaciones de Mercadona están alineadas con el planteamiento de la Administración en su proyecto de ley contra el desperdicio alimentario, aprobado durante el mes de junio de 2022. El objetivo de esta norma es que las empresas hagan un autodiagnóstico de sus procesos productivos para fijar medidas que busquen minimizas las pérdidas de alimentos.

En caso de no poder ser vendidos al público, la ley establece que los excedentes sean donados a entidades sociales desde un acuerdo en el que figuren de forma expresa las condiciones de recogida, transporte y almacenamiento de los productos, entre otras cuestiones.

Las entidades de iniciativa social que sean receptoras de donaciones deberán garantizar la trazabilidad de los productos donados mediante un sistema de registro de entrada y salida de los alimentos recibidos y entregados. Sólo podrán destinar estos productos a la donación, sin que en ningún caso puedan comercializarlos, y deberán realizarla sin ningún tipo de discriminación entre los beneficiarios.

Cuando los alimentos ya no sean aptos para el consumo humano, la preferencia de uso será, por este orden, la alimentación animal y fabricación de piensos; el uso como subproductos en otra industria ya como residuos, y la obtención de compost o biocombustibles.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!