Directivos y Empresas

Cuida la imagen de tu empresa con estos consejos

Hoy en día la imagen de un negocio es mucho más que una marca y un logotipo como bien demuestran los informes más prestigiosos sobre reputación. Se puede decir en la imagen que proyecta una empresa engloba una serie de aspectos que son fundamentales para aumentar la cifra de ventas y mantener la fidelidad de los clientes.

Se puede decir, por tanto, que en este asunto confluyen responsabilidad de varios departamentos como el de recursos humanos, marketing y comercial. A lo largo de este post, te ofrecemos una serie de consejos para cuidar la imagen con todo detalle y reforzar un intangible empresarial que es crítico en estos días.

Hablaremos en forma de consejos sobre cuestiones como la elección de la ropa corporativa, el modelo de atención al cliente para construir una relación de confianza o el contenido que se debe lanzar desde las redes sociales.

Son solo tres variables de la muchas que pueden influir en la imagen corporativa. Sin embargo, creemos que cuidando estos tres aspectos, tendremos cubierta un área importante desde el punto de vista presencial como virtual.

identidad-corporativa

Ropa corporativa: la imagen más palpable de una compañía

En primer lugar, la recomendación o consejo a seguir es vestir a los empleados, especialmente los que necesitan desplazarse (técnicos, comerciales, etc.). La ropa corporativa se viene utilizando toda la vida, pero en ocasiones se suele descuidar este aspecto al no considerarlo tan importante.

Pero sí lo es, una vestimenta adecuada y bien elegida es lo primero que un cliente le entra por la vista, con lo cual ese primer impacto hay que cuidarlo como oro en paño.

Teniendo en cuenta este consejo, la siguiente recomendación es profundizar en la estética, eligiendo colores que puedan ser corporativos y con logos corporativos serigrafiados en las prendas.

Seamos prácticos en la elección de la vestimenta y busquemos productos que se adaptan a las condiciones meteorológicas, al tipo de trabajo y la responsabilidad de cada empleado. Una prenda muy útil ahora que se acerca el invierno es un chaleco personalizado para cualquier técnico o comercial que trabaje fuera de la oficina.

Los chalecos son elegantes, versátiles y muy cómodos al dejar los brazos libres. Se puede optar por modelos más orientados a técnicos, con bolsillos para guardar material, o bien por otros más formales y pensados para las relaciones públicas o comerciales. El mercado ofrece multitud de posibilidades y capacidades de personalización.

El último consejo sobre la ropa corporativa es que se utilice tanto para vestir a la plantilla como para regalar a los clientes. Hay empresas que cada año diseñan modelos de ropa deportiva (equipamiento para ciclismo, running, etc.) que posteriormente lo ceden a sus clientes, lo cual es un detalle muy apreciado. Ese tipo de detalles dejan huella.

Trato con el cliente: la experiencia

En cuanto a la atención al cliente, se puede decir que la imagen de una marca depende en buena parte de la satisfacción del consumidor en el proceso global de compra, lo cual también incluye la relación posterior a la misma. Hoy los expertos han pasado de denominar la atención de cliente a la gestión de la experiencia de cliente (y empleado).

En el mercado hay modelos de gestión basados en tecnología que nos facilitan toda la información relevante para mantener la satisfacción de nuestros públicos de interés. Siguen funcionando las encuestas de valoración, pero hoy se debe ir más allá y segmentar los más posible a nuestros clientes para poder ofrecerles lo que verdaderamente les importante. Por mucho que tengamos un buen producto o servicio, un cliente insatisfecho es algo que nos se debe pasar por alto hoy en día.

La confianza es la clave del éxito en una venta y por ello hay que tener la mejor y mayor información posible para cuidar esta relación. Confianza, empatía, comunicación o resolución de problemas son el tipo de habilidades necesarias que se pueden encontrar en toda guía de atención al cliente. Imprescindible ponerse al día con esta cuestión.

El contenido de las redes sociales

Al hilo de la gestión de la experiencia de cliente, cabe decir que buena parte de ella se realiza desde entornos digitales, principalmente las redes sociales. De estos canales obtendremos información muy valiosa y será un terreno muy importante que deberemos de cuidar con mucha dedicación.

Para responder al público para la publicación de contenido, las redes sociales son las canales idóneos para proyectar nuestra identidad corporativa. El mundo y las tendencias de consumo han llegado a punto en donde es obligatorio contar con un perfil corporativo y un profesional que se encargue de ello. Todo lo que se publique en Twitter, Instagram o YouTube, por citar las redes más populares, puede tener mucha trascendencia para la imagen de una empresa. Tan importante es lo que se diga, cómo se diga o qué visión del mundo se tiene.

La comunicación en las redes es hoy una de las obsesiones de cualquier departamento de marketing, conscientes de que desde la pantalla se pueden crear grandes vínculos tanto como clientes como con consumidores potenciales. La relación marca-usuario puede peligrar con cualquier torpeza, con lo cual el siguiente consejo es que se adopte una estrategia clara, ambiciosa y metodológica que otorgue a las redes sociales el protagonismo que merecen para cuidar la imagen de una empresa.

Salir de la versión móvil