Cómo reducir costos con el método Just in Time

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

El tiempo es un criterio muy importante en la empresa. Es importante tener un controlar sobre este activo en la entrada/salida de los productos que se comercializan, a la hora de entregarlos, en cada trabajo que se lleve a cabo…

inventario-mínimo

Hay muchos sistemas que permite optimizarlo, pero uno de los más interesantes es el JIT, siglas de Just in Time.

Al optimizar el tiempo, permite reducir costos, por lo que podría ser un recurso muy útil para mejorar la productividad de cualquier entidad.

Este concepto fue promulgado por Toyota mientras buscaba una fórmula para incrementar la productividad y la compatibilidad, al mismo tiempo que minimizaba los costes.

Una de las bases de este sistema es encontrar la fórmula de que la empresa pueda trabajar con lo que se denomina un inventario mínimo; esto se refiere a aquellos recursos, materiales o mano de obra mínima que se requiera para gestionar diferentes acciones para dar forma al producto que se desea.

Objetivos de Just in Time: ¿Qué se persigue con este método?

El objetivo principal del JIT es buscar aquellas tareas o eventos en la cadena de suministro de la entidad que está consumiendo recursos innecesarios y que no se consideran imprescindibles: una vez que se detectan, se eliminarán.

Vamos a detallar los principales objetivos del Just in Time.

El método JIT aplicado en un almacén.
  • Se busca reducir todos aquellos elementos que no son imprescindibles en el almacén; es decir, se lleva a cabo un ajuste en el inventario.
  • Al mismo tiempo, todos estos productos tendrán que pasar por un control de calidad mucho más sofisticado.
  • Con esto se consigue que la fiabilidad del producto final obtenido sea mucho más elevada.
  • Además, también se eleva la eficacia empresarial, debido a que se aprovechan al máximo los recursos y se minimiza el desperdicio.

En definitiva, con el método Just in Time se busca fabricar o producir un determinado nº de productos que coincidirá con la demanda existente en ese momento.

Se reduce el espacio del almacén que se necesita, y eso puede ser aprovechado por parte de la empresa para buscar un alquiler más pequeño y, por ende, más económico.

¿Qué ventajas tiene la implantación del JIT para la empresa?

Estas son las principales ventajas del método Just in Time

1) Mejora en la eficacia y productividad

Al eliminar todos aquellos procesos que no se consideran estrictamente necesarios, se verán claras mejoras en materia de eficacia y productividad. Se hará un análisis minucioso sobre todas las fases que comprenden el negocio para determinar que es necesario, y que no.

2) Reducción de los costes

Esto también supone una reducción de los costes, ayudando a que la empresa tenga un cierto capital extra para poder responder a cualquier situación crítica. Al mismo tiempo, el método Just In Time también podría evitar la bancarrota de una entidad.

3) Trabajo con menos proveedores

Al eliminar ciertos artículos de la entidad, también se minimiza la cantidad de proveedores con los que se trabaja. Al final, la empresa tendrá que elegir quedarse con aquellos que ofrezcan la mejor relación entre calidad/precio posible.

Esto también contribuye a que se reduzca el precio de los materiales adquiridos.

El método Just in Time también persigue incrementar el espacio total disponible reduciendo la cantidad de productos que no deberían estar en el almacén.

4) Optimización del tiempo

Otra interesante ventaja del JIT es que se reducen los plazos de producción, por lo que se podrá contentar al cliente evitando cualquier retraso. También estaremos mejor cubiertos ante cualquier imprevisto.

5) Reducción del espacio ocupado

Este método también persigue incrementar el espacio total disponible reduciendo la cantidad de productos que no deberían estar en el almacén.

Cómo ya hemos comentado, esto puede servir para que la empresa pueda almacenar más cosas, o para que se busque un alquiler mucho más económico.

6) Menos tiempo de preparación

También se reduce el plazo de preparación de los pedidos, lo que nuevamente redunda en mejorar la experiencia del cliente.

7) Versatilidad

Aunque no a todos, lo cierto es que sí que se puede aplicar a la gran mayoría de actividades mercantiles.

¿Qué inconvenientes tiene un sistema de JIT?

Pero no todo es tan sencillo, ya que existen algunos inconvenientes que deben ser sopesados desde la empresa:

  • Posibilidades de daño: La posibilidad de que se produzca algún daño en la mercancía, así como en el índice de obsolescencia en los productos es moderada.
  • Poca fiabilidad en relación al cumplimiento de garantías de suministros: esto dependerá directamente del proveedor con el que se trabaje y del trato que se tenga con el mismo.
  • Disciplina: el método Just in Time no es fácil de implantar y no está exento de complicaciones. Requiere de mucha disciplina y de superar unos ciertos niveles de resistencia. Lo cierto es que la mayoría de las entidades no están preparadas para ello.
  • Costes: además, los costes de adquisición que se asumen a corto plazo y de mínima cantidad se elevarán de forma considerable.

4 puntos de partida para implantar el Just in Time

¿Te has convencido por este sistema? Aquí tienes 4 puntos de partida por los que puedes empezar:

  • Acaba con el despilfarro: la idea es que busques todo aquello que no aporte valor al producto y lo deseches. Algunos ejemplos de acciones que no añaden valor pueden ser las inspecciones, almacenaje, preparación etc.
  • Busca lo simple: este método se basa en la búsqueda de lo simple. Este tipo de metodología nos ayudarán a lograr una gestión más eficaz e intuitiva. Empieza estudiando el flujo del material y del control, para ver cómo puedes simplificar los procesos.
  • Identificación de problemas: debemos implantar sistemas que nos permitan identificar cualquier posible problema que pueda ser perjudicial para la entidad.
  • Aceptación: para implantar ese sistema tendremos que hacer algunos sacrificios, tales como puede ser aceptar que la eficiencia se va a reducir a corto plazo, con la promesa de que la veremos incrementada a largo plazo. Eso sí, habrá que trabajar mucho para lograr ese objetivo tan exigente.

El método Just in Time podría ser la solución definitiva para tu negocio, pero es importante que sepas como aplicarlo para evitarte más de un problema.


Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!