¿Cómo hacer un Análisis DAFO en pocos pasos?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Un análisis DAFO es una potente herramienta que puede suponer la diferencia entre que tu negocio funcione o no.

Suena complicado, ¿verdad? Pues no lo es. Lo cierto es que no hace falta cursar complicadas formaciones para llevarlo a cabo. Tan solo te hará falta una hoja en blanco, un lápiz y ser observador.

A lo largo de la red puedes encontrar algunas plantillas que te ayudarán a hacer el análisis DAFO sin complicaciones, pero es importante saber los pasos que hay que dar.

Aquí te los vamos a explicar, pero antes…

¿Qué es exactamente un análisis DAFO y porqué es tan importante para tu negocio?

DAFO son las siglas de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. Comprende un estudio que tiene en cuenta estos factores en base al negocio que vayas a iniciar.

DAFO.
  • Fortalezas y debilidades: estos criterios determinan que es lo que tenemos a nuestro favor (cómo puede ser precios económicos o un precio de mayor calidad) y las cosas que tenemos en nuestra contra (mucha oferta del mismo producto, un perfil del cliente potencial no demasiado definido…). Habla de aquellos factores internos relacionados con nuestro negocio.
  • Amenazas y oportunidades: Las amenazas y oportunidades son factores externos a nuestro proyecto, sobre los que no tenemos un control directo. Una de las amenazas a las que nos tendremos que enfrentar es a nuestros adversarios (entidades que comercializan lo mismo que tú y que también quieren abrirse un hueco en el mercado). Una oportunidad podría ser un nuevo sector del mercado en el que no habíamos pensado, que ahora se interesa más por nuestro producto.

Ahora que ya tienes más clara su importancia, te vamos a enseñar como lo puedes elaborar en casa, por tu cuenta, sin ayuda, dando tan solo 4 pasos. Estos van a consistir en cada una de las siglas que acabamos de estudiar.

Encuentra tus fortalezas

Ya has visto lo que son las fortalezas y hasta te hemos dado algún ejemplo para que lo puedas entender con mayor facilidad. Ahora viene el momento de estudiar aquellas fortalezas que tan solo se aplican a tu negocio. Esto es muy importante, ya que no importan las fortalezas de tus competidores, solo las tuyas.

En un análisis DAFO hay que preguntarse qué criterios son los que determinan que consigas vender tus productos/servicios.

Podemos definir las fortalezas del análisis DAFO como aquellas ventajas que tienes por encima de tus adversarios. Si te hace falta algo de orientación sobre este tema, podrás conocer tus fortalezas con tan solo contestar a estas preguntas:

  • ¿Qué ofrece tu producto/servicio que no ofrezcan tus competidores?
  • ¿Cuáles son tus valores diferenciales que harían que el cliente se decantarse por ti?
  • ¿Qué criterios son los que determinan que consigas vender tus productos/servicios?
  • ¿Por qué el cliente te elige a tu en lugar a tu adversario?
  • ¿Tienes algún tipo de descuento en costes de fabricación que te permita vender el producto a un precio más bajo?
  • ¿Qué productos o servicios de los que tienes en el catálogo son los que reciben mejores valoraciones por parte del cliente?
  • ¿Qué herramientas estás usando y te funcionan a la hora de extender tu imagen de marca?
  • ¿Qué campañas de marketing te han resultado satisfactorias?
  • ¿Qué característica clave dirías que es la que mejor representa a tu negocio?

Reconoce tus debilidades

La parte de las Debilidades es, probablemente, una de las más complicadas de llevar a cabo en el análisis DAFO. El problema que tiene este apartado es que requiere de mucha honestidad, y no todos tenemos la capacidad para entender que es lo que estamos haciendo mal, cuáles están siendo nuestros errores.

Requiere de hacer una buena retrospección sobre que debilidades tienes, sobre que factores están dando ventaja a tus competidores.

Como sabemos que esto es difícil, aquí tienes algunas de las preguntas que te puedes hacer:

  • ¿Por qué crees que no estás consiguiendo los objetivos que te has planteado?
  • ¿Qué crees que está haciendo que tus ingresos no crezcan?
  • ¿Cómo podrías mejorar las visitas a tu negocio físico u online?
  • ¿Qué problemas se encuentra el cliente con tu producto o servicio?
  • ¿Qué añadirías a tus productos para mejorarlos?
  • ¿Los procesos de tu negocio físico o de tu plataforma online están obsoletos?
  • ¿Se te ocurre alguna manera de mejorar la atención al cliente?
  • ¿Crees que el precio de tus productos es justo, teniendo en cuenta la calidad que vendes?
  • ¿Qué recursos le falta a tu negocio para poder gestionarlo mejor?

Ten presentes tus oportunidades

Para detectar tus Oportunidades no solo deberías pensar en de qué manera podría extenderse tu negocio, también tu marca y tu reputación. Es posible que en tu entorno existan muchas oportunidades que no estás aprovechado porque sencillamente eres incapaz de verlas.

fortalezas de un negocio.

Estas son las preguntas que te puedes hacer:

  • ¿Te estás orientando a la porción del mercado correcta?
  • ¿Has hecho una buena segmentación del mercado, o estás perdiendo un volumen de clientes importante?
  • ¿Podrías ampliar tu oferta de productos y servicios para satisfacer otras necesidades de posibles clientes?
  • ¿Has consultado las posibles ayudas o subvenciones que te pueden dar en tu país para impulsar tu negocio?
  • ¿Has revisado últimamente los canales de venta, para detectar si hay alguno nuevo que puedes aprovechar?
  • ¿Los productos/servicios con los que trabajas se pueden adaptar con facilidad a las nuevas tecnologías?

Determinar tus amenazas

Por último, tienes que encontrar las Amenazas de tu negocio. Esto no es tan complicado, ya que muchas de ellas son comunes a todos los negocios. Sin embargo, sí que hay algunas que serán específicas para el tuyo. Plantéate estas preguntas:

  • ¿Has hecho un estudio de tus competidores para saber contra quien compites?
  • ¿El ritmo de crecimiento de tu mercado no avanza tan rápido como cabría esperarse?
  • ¿Tus adversarios hacen lo mismo que tú y consiguen mejores resultados?
  • ¿Cuáles son los impedimentos que  no te dejan crecer o que no te lo impedirán en el futuro?
  • ¿No has conseguido la financiación suficiente como para llevar a cabo una nueva idea?
  • ¿Cuáles son las nuevas tendencias que siguen tus competidores y que todavía no estás siguiendo?

Céntrate en contestar a estos 4 puntos y conseguirás la base de tu análisis DAFO. Consíguete una plantilla y podrás recomponer la información.


Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!