Cementos Molins prevé triplicar el resultado neto este año hasta 30 millones

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Joan Molins (Cementos Molins)Descarta reabrir la fábrica comprada a Cemex en 2013 en Sant Feliu y será demolida

BARCELONA, 19 (EUROPA PRESS)

Cementos Molins prevé triplicar el resultado neto este año hasta 30 millones de euros, frente a los 10,1 de 2013, por la vuelta a cifras positivas del Ebitda –resultado operativo– en España y el crecimiento en el exterior, liderado por México.

El vicepresidente y consejero delegado, Joan Molins, ha explicado en rueda de prensa que la intención de la compañía es que en 2017 el beneficio total del grupo vuelva a los niveles de 2007, alrededor de 100 millones, gracias a las inversiones de los últimos años y las futuras en el negocio exterior.

Este 2014, el grupo prevé unas inversiones de alrededor de 40 millones, frente a los 70 de 2013, al descontar el extraordinario de la compra en 2013 del fondo de comercio de Cemex y su fábrica de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona) por 40 millones.

Entre las inversiones previstas para los próximos años, destaca la de un segundo horno en la fábrica de clinker y cemento de Veracruz (México), que supondrá una inversión de 180 millones de dólares entre 2015 y 2016.

También están en proyecto la mejora de una fábrica en Argentina e inversiones en Bangladesh, y ya hay los primeros pedidos para la nueva planta de prefabricados de China, que ha recibido las autorizaciones para operar hace tres meses, ha explicado el director general de operaciones, Salvador Fernández.

Joan Molins se ha mostrado "optimista" respecto al futuro tras los ajustes realizados por el grupo en España –que no prevé que continúen, aunque sí en otras empresas del sector– y las inversiones del exterior.

Respecto a la evolución del sector de la construcción en España, ha augurado que "probablemente" tocará fondo este año y empezará a mejorar en 2015; actualmente las obras relevantes son privadas, ha señalado Fernández.

Desde 2007, el consumo de cemento ha caído más del 80% en España, y está previsto que lo haga un 8% más este año, aunque en 2013 mejoraron los márgenes de Cementos Molins en el país, y el precio del hormigón está creciendo porque se ha reducido el número de empresas ofertantes; con todo, persiste una elevada morosidad y pagos a largo plazo en el sector de la construcción.

NUEVOS MERCADOS

El grupo está presente en España, México, Argentina, Bangladesh, Túnez y Uruguay –en el exterior con socios locales–, y en los próximos tres años confía en construir dos o tres hornos nuevos y entrar en dos mercados más, que no han concretado, además de crecer en los actuales.

En España, Fernández ha explicado que la fábrica de Sant Vivenç dels Horts, que cuenta con los últimos avances tecnológicos, funciona en un 70% para exportación, y que la adquirida a Cemex en Sant Feliu, que era más antigua y que está parada desde 2012, "difícilmente volverá a funcionar", según Fernández, a lo que Molins ha añadido que deberá ser demolida, pero todavía no hay calendario para hacerlo por el coste que comporta.

La deuda actual de Cementos Molins es de 316 millones de euros, cifra en la que se sienten confortables, según el director general financiero, Carlos Martínez, que ha apostillado que las inversiones deberán hacerse con más deuda, aunque el grupo será "prudente".

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!