AENOR certifica el informe medioambiental del Grupo CLH en 2012

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

texto alternativo
 

CLH se sitúa entre el reducido grupo de empresas que han verificado el cálculo de su huella de carbono para los tres alcances definidos, lo que supone el nivel más alto de la verificación para este tipo de emisiones.


texto alternativo
 

La sostenibilidad se ha convertido en un concepto clave en las actividades del Grupo CLH, dedicado al transporte y almacenamiento de combustibles hidrocarburos y productos petrolíferos.  En base a esa filosofía verde se diseña la estrategia de toda la compañía, cuyos resultados están dando resultados en materia medioambiental.

Así lo certifican diversos informes internos que calculan y verifican la huella de carbono derivada de la actividad de la entidad. Analizado el ejercicio de 2012, AENOR ha dado el visto bueno a la información contenida, cuyos datos son el resultado del análisis de tres aspectos que comprende la norma UNE 14064:

–       Emisiones directas de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

–       Emisiones indirectas de GEI por energía consumida.

–       Restos de emisiones derivadas de las actividades de la compañía, pero que no tienen origen ni son propiedad de CLH.

Con ello, el Grupo es uno de los pocos que a día de hoy han verificado este cálculo en estos tres aspectos, suponiendo el nivel más alto de verificación para este tipo de emisiones.

Acciones concretas

Dicho documento contiene los principales resultados obtenidos y desglosa de forma individualizada los datos de CLH y de CLH Aviación. Para los próximos ejercicios, CLH tiene ya la base para poder calcular la huella de carbono y así proponer medidas para seguir reduciendo emisiones. Entre las acciones puestas ya en marcha, hay que destacar la renovación de la flota de vehículos por unos nuevos de bajas emisiones; plantaciones de árboles en las instalaciones de almacenamiento; implantación de equipos más eficientes que proporcionan un importante ahorro energético.

Por otro lado, hay que reseñar que la red de oleoductos – más de 4.000 kilómetros – es uno de los medios de transporte energético más sostenibles que evita la emisión de 360.000 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera anualmente.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!