Directivos y Empresas


 Últimas Noticias

El cambio climático invita a una revolución en los sistemas de saneamiento de las ciudades

El cambio climático invita a una revolución en los sistemas de saneamiento de las ciudades
noviembre 19
09:00 2018

Un saneamiento inadecuado en las ciudades hace más grande el problema generado los fenómenos atmosféricos propios del cambio climático. Por ello, los expertos reclaman una revolución en la gestión del alcantarillado en las urbes.

No obstante, el problema del saneamiento también es de índole social, con un gran número de personas en el mundo que carecen de recursos en sus viviendas para eliminar los residuos en los inodoros de forma segura.

Con motivo del Día Mundial del Saneamiento, la sociedad debe replantarse una serie de cuestiones que tienen que ver con la desigualdad, la limpieza de las ciudades, la sostenibilidad y el impacto del cambio climático.

Depósito anticontaminación de saneamiento de SUEZ.

Administraciones e instituciones en general deben remar en la misma dirección a la hora de encontrar soluciones que hagan frente a la proliferación de fenómenos extremos como las últimas lluvias torrenciales, huracanes y tormentas torrenciales que padecen periódicamente distintas zonas en el mundo.

Sin ir más lejos, no hay que olvidar lo ocurrido recientemente en Palma de Mallorca, donde la intensa lluvia y el torrente de agua generado se llevó por delante varias víctimas mortales. 

Nadie asegura que algunas de aquellas escenas se vuelvan a repetir en el futuro, con lo que cabe poner en duda si las áreas urbanas (españolas y mundiales) están realmente preparadas para soportar una situación parecida.

Para ello, los expertos sugieren fijar la atención en las infraestructuras de las ciudades y la forma en la que filtran y evacúan el exceso de agua. No solo eso, sino también toca examinar esta red interna con el fin de buscar sistemas que eviten en lo posible la contaminación de ríos y mares con el flujo de aguas residuales y, en general, agua sucia.

Redes obsoletas

Así pues el problema estaría ubicado en las redes, con un alcantarillado diseñado desde la mentalidad del siglo XX, cuando se pasó de un enfoque higienista (de protección de la salud pública frente a enfermedades y epidemias) a otro hidráulico. Sin embargo, ya en pleno siglo XXI, los problemas y los retos son bien distintos, así como las tecnologías que las empresas tienen a su alcance.

Identificado el problema y los desafíos que plantea este nuevo escenario de cambio climático, los expertos exponen la necesidad de dar un paso adelante en la actualización de las redes suburbanas. “La situación obliga a una revolución en las entrañas de las ciudades”, apuntan. 

Toca examinar la red interna con el fin de buscar sistemas que eviten en lo posible la contaminación de ríos y mares con el flujo de aguas residuales y, en general, agua sucia

Sin entrar en detalles técnicos, vienen a explicar que el alcantarillado no puede limitarse a la recogida y transporte de aguas residuales y pluviales, sino que debe realizar esta labor de evacuación de la forma más ecológica posible.

Parque urbano inundable.

Para ello, se propone integrar la red de alcantarillado con las depuradoras, con el fin de restituir las aguas captadas del medio natural en las mejores condiciones posibles, especialmente en las grandes ciudades, debido al arrastre de la contaminación producida por la actividad del tráfico y de las industrias.

Tecnología e inversiones

Para llevar a cabo esa revolución, hace falta un cambio de mentalidad y realizar inversiones en nuevas herramientas tecnológicas. De esta forma, la gestión de redes de saneamiento pasaría a ser inteligente gracias a la introducción de sensores en toda la infraestructura.

Alcantarillado y saneamiento.

Gracias a la información obtenida, el análisis de este Big Data permitiría elaborar programas de limpieza del alcantarillado y dar así un enfoque integral de tanques y depósitos en coordinación con la depuradora.

Esta visión ya empieza a calar en algunas regiones como Alemania o el Reino Unido, según explica el director de Drenaje Urbano y Resiliencia de SUEZ España, Pere Malgrat. El directivo subraya que en el país teutón se han construido 41.000 depósitos anticontaminación para evitar el impacto del medio receptor.

Por otro lado, destaca la acción de Londres, la mayor actuación a nivel mundial, para aminorar el impacto ambiental en tiempo de lluvia en el Támesis. La capital de Inglaterra prevé invertir 5.500 millones de euros para la construcción de un enorme túnel soterrado en el conocido río de la metrópoli.

El alcantarillado no puede limitarse a la recogida y transporte de aguas residuales y pluviales, sino que debe realizar esta labor de evacuación de la forma más ecológica

En menor escala, SUEZ está trabajando en diversas zonas en España aplicando esta perspectiva sobre el saneamiento urbano. Por ejemplo, Viaqua está llevando la explotación de ocho depósitos anticontaminación en El Ferrol (Galicia); Aigües de Barcelona gestiona en estos momentos cuatro depósitos anti inundación en el área metropolitana de Barcelona; AMAEM trabaja sobre dos depósitos en Alicante, mientras que HIDROGEA hace lo propio con uno en la Región de Murcia.

Según Malgrat, “España tiene pendiente de aprobar una nueva normativa sobre desbordamiento de sistemas de saneamiento y escorrentía pluvial contaminada que será la más completa de Europa”. Esta próxima legislación obliga, tal y como se decía, a un cambio de mentalidad por parte de los gestores, quienes deberán establecer compromisos temporales en torno al alcantarillado y tratamiento de aguas. Por supuesto, esta mentalidad exige estar a la altura en cuanto a planificación e inversiones que mejoren los sistemas actuales.

Saneamiento en Murcia.

El saneamiento como problema de vulnerabilidad social

Al margen de actualizar redes urbanas, la ONU se plantea del Día Mundial del Saneamiento como un auténtico problema social. De hecho, el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 6 incide en la necesidad de hacer llegar el saneamiento a todos los habitantes del planeta, reduciendo a la mitad las aguas no tratadas y aumentando la reutilización.

La institución recuerda que en la actualidad, 4.500 millones de personas no cuentan en sus viviendas con sistemas que eliminen los excrementos de forma segura y 892 millones siguen defecando al aire libre. Esta exposición a las heces humanas tiene consecuencias sobre la salud pública, las condiciones de vida y de trabajo de las personas, la nutrición, la educación y la productividad económica en todo el mundo.

España tiene pendiente de aprobar una nueva normativa sobre desbordamiento de sistemas de saneamiento y escorrentía pluvial contaminada que será la más completa de Europa

La Organización Mundial de la Salud y Unicef hablan en tono de crisis mundial del saneamiento con datos como los 1.800 millones de personas que beben agua potable posiblemente contaminada por heces.

Adicionalmente, subrayan que un tercio de las escuelas en todo el mundo no proporciona servicios sanitarios y que 900 millones de estudiantes carecen de instalaciones para lavarse las manos. Todos ellos datos críticos como que el 80% de las aguas residuales generadas por la población mundial regresan al medio ambiente sin ser tratadas o reutilizadas.

Viaqua en Galicia.

Además, subrayan que un tercio de las escuelas en todo el mundo no proporciona servicios sanitarios y que 900 millones de estudiantes carecen de instalaciones para lavarse las manos.

Todos ellos datos críticos como que el 80% de las aguas residuales generadas por la población mundial regresan al medio ambiente sin ser tratadas o reutilizadas.

Añádase a lo anterior el efecto del cambio climático y los fenómenos atmosféricos que originan tsunamis, torrentes o riadas de grandes proporciones. Sin duda el problema es mayúsculo, pero hay esperanza, dado que la tecnología está lista para actuar. Falta mentalidad, compromiso y acciones coordinadas. 

Ahora bien, ¿qué ocurriría si en lugar de riadas y problemas de exceso de agua la situación fuera de sequía? La experiencia ha demostrado que la inversión en las tecnologías de saneamiento es necesaria en un extremo u otro, ambos producidos por el cambio climático.

Los riesgos que se presentan ante la escasez de agua también son más acuciantes en zonas con un saneamiento inadecuado. 


Proyecto en la Amazonia peruana

Proyecto Amazonia Peruana de SUEZ.

Fundación Aquae y Unicef, en coordinación con el gobierno de Perú y las autoridades locales, han desarrollado un proyecto que garantiza que más de 5.000 familias de 15 comunidades rurales, de las regiones de Ucayali, Amazonas y Loreto, dispongan de instalaciones seguras de acceso al agua potable y saneamiento.

Además de la mejora de infraestructuras, el proyecto también se basa en programas de formación para facilitar el mantenimiento de las infraestructuras construidas, e incluye formación en hábitos de higiene, lo que redunda en beneficio de estas comunidades y muy especialmente en la reducción de la desnutrición crónica que sufren muchos niños y niñas, en su mayoría indígenas.



El cambio climático invita a una revolución en los sistemas de saneamiento de las ciudades
5 (100%) 3 votos

Sobre el Autor

Alberto Perez

Artículos Relacionados

0 Comentarios

Sin Comentarios todavía!

No tenemos comentarios que mostrar, ¿Quieres añadir uno?

Escribe un Comentario

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

eVuelta, serie web Endesa

Bolsa


Cotizaciones del Ibex y demás índices, proporcionadas por Investing.com

Twitter

Síguenos

RSS
EMAIL
Facebook
Facebook
Google+
Google+
https://www.directivosyempresas.com/el-cambio-climatico-invita-a-una-revolucion-en-los-sistemas-de-saneamiento-de-las-ciudades">
PINTEREST
LinkedIn

EDICIÓN IMPRESA

Portada Directivos-y-Empresas-162

REPORTAJE

REPORTAJE

Newsletter